15 mayo 2006

Religión y spaghetti con albóndigas

¿Existe relación entre la religión y los spaghetti con albóndigas?
¡Por supuesto que SI, y bastante !

Pero empecemos por el principio.

Hace unos días distribuí un mail a unos cuantos amigos con una foto tomada en un zoológico al que le agregué la frase: "¿Alguna duda de que el hombre desciende del mono?". No voy a publicar esa foto completa acá ya que es "demasiado humana", sólo estoy mostrando una parte. Pero viendo la cara del mono podrán imaginar que asuntos orales están sucediendo en la parte que falta. Y el chiste venía a cuento de que parece que los humanos hemos heredado las mismas mañas que nuestros compañeros los simios.

La reacción inmediata fue de un amigo en USA, país actualmente sensibilizado con el tema del “creacionismo”. Intercambiamos un par de emails respecto del tema, y me quedé con la espina de que estaba pasando realmente en USA con este asunto. Inmediatamente me puse a investigar y así llegué a la relación expresada en el título.

Antes de empezar debería decir que entiendo perfectamente que las cuestiones religiosas son complicadas de tratar porque los temas de la fe no se razonan, simplemente se creen. La religión se basa en conocimiento revelado, recibido directamente de la divinidad, por medios que no pueden expresarse a través de la razón (el creyente sabe que sabe, aunque no sepa cómo lo sabe). Pero también entiendo que este principio es una excelente salvaguarda para las principales religiones, ante la imposibilidad de revisar conceptos que fueron desarrollados para sociedades muy rudimentarias.

En mi caso personal, el intentar amalgamar el espíritu y la mente ha sido una frustración que me acompañó permanentemente por muchos años desde mis inicios infantiles en escuelas religiosas. Me tomó muchos años (casi dos décadas) superar totalmente los miedos implantados tempranamente en mi cerebro infantil, y los intentos de adormecimiento de la fabulosa capacidad de cuestionar y buscar mejores explicaciones a todo lo que se nos da precocinado, vaya a saber uno por quién y con qué objetivo.

Después de ese largo y sinuoso proceso pude desarrollar un sentido integrador de ambos planos, y me siento en condiciones plenas de explorar libremente y con todas las cualidades disponibles todos los aspectos de los temas religiosos/espirituales/filosóficos. Pero como no toda la gente está en las mismas condiciones de apertura, no es posible tratar profundamente estas cosas en medios públicos, así que lo sobrevolaré con algo de cuidado (pero no mucho, sino no sería de interés)

Continúo mañana... (ver)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home