06 junio 2006

Diario de emigración - Parte 3

De mis escritos pre-emigración. Continúa de la Parte 2 en donde analizaba por qué la gente cuestiona tanto un plan de emigración aún cuando todo analísis racional muestra que es la mejor opción. Y venía diciendo que cuando la pregunta “¿por qué?” aparece, surge motivada no porque no se entiendan los beneficios, sino por perciben obtaculos infranqueables frente al proceso de emigración . De otra forma, nunca aparecería.

A pesar de las razones tan contundentes que se presentan si uno toma como referencia indicadores generales, racionales y objetivos como los mencionados anteriormente, lo que realmente pesa no son estas razones a favor de emigrar, sino todos los obstáculos que las contrapesan. Estos obstáculos se presentan en dos formas: por un lado los directos, dicotómicos, o como queramos llamarlos; por otro lado los indirectos, los subjetivos, los humanos. Los primeros son los referidos a los requisitos y costos que implican el proceso de hacer una emigración en regla. Estos obstáculos son determinantes, sólo si los cumplimos estamos en condición de emigrar. No importa toda nuestra evaluación, si no cumplimos los requisitos, estamos fuera. Sin embargo, son los indirectos los que más dificultan la decisión y el entendimiento de una emigración. Son estos obstáculos los determinados por las limitaciones de la personalidad, la aversión al riesgo y por las pérdidas emocionales. Son los que más tienen que ver con la naturaleza humana. Esos tres tipos de obstáculos son los que se instancian de manera tan peculiar y diferente en cada persona, en cada escenario y en cada evento.

Es tan singularmente personal y temporal la evaluación que cada uno hace de un proceso de emigración a la luz de su propia personalidad, miedos y lazos, que resulta hasta ridículo intentar llegar a un acuerdo sobre las ventajas de emigrar; ya que esas ventajas siempre permanecen en un plano totalmente secundario, mientras no podamos superar, o al menos contener, la gran pared de limitaciones que se nos coloca enfrente. Esta pared es tan firme y tan alta en algunos casos, que a muchas personas ni siquiera les interesa ver que si hay algo del otro lado. Para ellos la opción de emigración es sencillamente ridícula e inaceptable. Para otros, como en mi caso, dicha pared era suficiente fuerte como para ni siquiera evaluar la opción de que existiera algo mejor del otro lado. Afortunadamente, cuando el terreno de este lado de mi pared se desestabilizó, tuve la motivación para mirar más allá y vi que hay terrenos mejores del otro lado. A partir de ese momento comenzó en mí un proceso que permanentemente debilita la pared, y al mismo tiempo me hace más fuerte. Finalmente espero terminar derribándola con poco esfuerzo.

Pero resulta de sumo interés entender otros puntos de vista, otras subjetividades, y de esa forma comprender mejor la mía. Entre los tipos de impedimentos u obstáculos referidos, quizás el más fuerte tiene que ver con las pérdidas de determinados lazos emocionales. En muchos casos, un fuerte sentimiento de nacionalismo o patriotismo, o simplemente un vínculo muy fuerte con la tierra en la que uno nació y la que yacen los antepasados, es suficiente para descartar cualquier alternativa. Muchas otras veces lazos familiares, fraternales y/o sociales son directamente innegociables.

Esto parecería indicar que el cuestionamiento de una emigración no tiene que ver con las razones objetivas (racionales y emocionales) y con los beneficios aparejados. El cuestionamiento tiene que ver precisamente con las dudas respecto a la capacidad de afrontar un cambio importante, respecto de la capacidad de asumir los riesgos que hay que tomar y respecto a las cosas que se pierden, sin prestar mucha atención al otro lado de la balanza.

Continuará...

2 Comments:

At 6/07/2006 01:00:00 a. m., Anonymous Marcela dijo...

Hola Guillermo! Sinceramente me es muy útil leer tu blog, sobre todo estando en Argentina todavía.
Ya que estamos en los inicios de este importante movimiento, quería preguntarte algo: la aplicacion para la emigracion la hicieron ustedes por su cuenta o a través de algún agente?
Mil gracias por dedicarte a llenar este espacio!!!! Saludos!

 
At 6/07/2006 08:03:00 a. m., Blogger Guillermo dijo...

Hola Marcela,
Todo el proceso emigratorio, de punta a punta, lo maneje yo.
Gracias por tu comentario.
Saludos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home