26 octubre 2006

Escribiendo para entender

En el entramado de mi blog hay muchas cosas, de distinto estilo y de variada profundidad salpicadas según mis impulsos. En un extremo están las cosas muy superficiales, con las que me río solo mientras las escribo. En el otro extremo hay cosas mucho más profundas en las que reflexionando con mi escritura, simplemente intento entender.

Una de las grandes enseñanzas que recibí una vez fue una frase muy simple: "Si crees que sabes algo, escribilo. Hasta que no lo puedas escribir, no lo vas a entender". Esa frase tuvo un poderoso significado en mi desarrollo personal.

Ok, tengo que aclarar que quien me lo dijo fue un matemático, y el "escribir" en esa frase tiene una connotación muy importante. Significa escribir tal como se "demuestra" un teorema matemático. Esto es siguiendo una sucesión coherente de pasos que, tomando como verdadero un conjunto de premisas, permite asegurar la veracidad de una tesis. Estos pasos deben estar fundamentados en la aplicación de ciertas reglas de deducción o de axiomas previamente definidos.

Ese es el mundo en donde me desarrollé inicialmente. Y sólo ese tipo de cosas escribía. Con la dureza y contundencia de la lógica. Aceptando una conclusión cuando el proceso utilizado para obtenerla es perfecto. Si no lo es, la conclusión no es válida. Y si bien una gran idea puede aparecer sólo en un instante de inspiración, "demostrarla" y aceptarla puede implicar un esfuerzo increible. Así es que tengo algunos teoremas publicados por ahí, para los que sólo escribir una página me demandó muchísimas semanas casi sin dormir y una actividad cerebral como nunca más tuve en mi vida.

Y de esa forma se modeló mi cerebro, muy estructurado y muy alerta a cualquier error de razonamiento o cualquier conclusión inválida. Los años me han dado paciencia, comprensión y tolerancia, pero en mi origenes impetuosos, ante cualquier interlocutor que no mantenía una minima coherencia lógica en su razonamiento, simplemente interrumpia el dialogo, para no volver a continuarlo, considerandolo un caso perdido.

Mi escritura normal seguia el mismo patrón. Dura, sin estilo, fria, contundente. No facilmente digerible.

Un terrible impacto fue cuando salí del mundo de las ciencias exactas y haciendo una maestría en economía, entre al mundo de las ciencias sociales. Miraba hacia los costados sin entender que estaba sucediendo. Las conclusiones en economía son obtenidas sin real rigurosidad y basadas en dudosas especulaciones. Está bien, si hablamos de ciencias sociales, hablamos de gente; y si hablamos de gente hablamos de comportamiento no necesariamente lógico. Estoy de acuerdo. Pero no llamemos conclusiones a cosas que no lo son.

Me fui ablandando...

Y luego incursioné formalmente en las disciplinas comerciales. Y un nuevo afluente de conceptos se me fue adhiriendo. Ideas complejas explicadas simplemente, la importancia de un estilo más atractivo. No sólo era importante la frialdad y contundencia de una demostración, sino también la pasión y el calor de un concepto.

Me ablande más...

Y luego Management y Coaching, y la importancia de manejar cuidadosamente el lado emocional de la gente, por sobre lo racional.

Y me seguia ablandando...

Luego la entrada de lleno en Negociación, en donde saber detectar y servir inteligentemente los intereses de la contraparte es la clave fundamental detrás de millones de libros que se pueden escribir sobre esta disciplina.

Y mi estructura de pensamiento y mi forma de comunicación, y por ende mi escritura, se convirtieron en una verdadera ensalada, sin forma reconocible.

Si me doy cuenta que mi estilo es más digerible ahora.
Pero los origenes se conservan.
Mayormente escribo para entender. Y esa escritura requiere estar guiada al menos por una tenue pero rigurosa secuencia.

Es por eso que necesito tomar bastante carrera para comenzar a cerrar todos los temas de cierta profundidad que aún deje abiertos...


5 Comments:

At 10/27/2006 12:44:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Y eso es bueno o malo ???? Peter

 
At 10/27/2006 04:09:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Que bueno que hayas podido dar ese giro, no porque una vision sea mejor que la otra, sino porque hoy debes estar mas enriquecido interiormente y elegir lo mejor de cada aproximacion.
Una vez un amigo me conto que en la Nasa (tal vez alguno de tus lectores pueda corroborar esta informacion)ademas de contratar ingenieros nucleares, fisicos, quimicos y toda la gama de profesiones provenientes de las ciencias duras por excelencia, contratan a filosofos.
Por que ? bueno, segun lo que el entendio, porque una vez que el hombre esta ahi colgadito de su cordon umbilical en el espacio hay que entender (al menos intentar)qu'e representa el hombre y su fragilidad en relacion a la inmensidad del universo y resignarnos a saber que tal vez, solo tal vez, siempre nos va a faltar una respuesta.

Saludos

PAula

 
At 10/27/2006 05:58:00 p. m., Blogger Mirle (Lady from Vzla in Mel) dijo...

De musico, poeta y loco ademas de matematicos? todos tenemos un poco!

La vida, las experiencias nos enriquecen y cambian, asi que sigan los cambios!!!!

Saludos,
Mirle ;)

 
At 10/27/2006 11:12:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Pensar que hay gente que paga para que haya UNO que lo escuche.
Vos, en cambio, no pagas para que muchos te leamos.
Tal vez, para vos, esto funcione como TU terapia, pero para nosotros (no Oscar, no seas tan omnipotente, para vos) ... bueno, para mi, funciona como una chispa en el pasto seco ... ahora ... yo tambien puedo iniciar MI analisis pensando esta idea.

GRACIAS.

Saludos.

Oscar.

 
At 10/28/2006 02:00:00 a. m., Blogger Guillermo dijo...

Bueno o malo?
Giro o remolino?
Poeta o loco?
Terapia o diversion?

No tengo idea...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home