24 octubre 2006

Inmigrante por Amor

Desde California escribe Marta E.


"Él había llegado a Argentina después de 5 años de ausencia. Cuando decidió irse a Francia tenia 14 años, cuando regresó en 1985 estaba pisando los 20. Nos encontramos accidentalmente en un taller de escritura. Él era muy alto y de cabello rubio, con unos ojos verdes divinos y una personalidad avasallante que nunca pasaba inadvertida

Hubo entre nosotros, a partir de ese encuentro, una atracción fuertísima, tan fuerte era que no pudimos separarnos más. Nos habíamos enamorado. Vivimos juntos un año y medio, intenso e inolvidable, los momentos juntos fueron maravillosos, los mejores que viví en mi vida. Él era quien yo había esperado siempre. Y yo a quien él buscaba.

Juntos lo pasábamos genial, pero él no estaba bien, andaba perdido, no encontraba su lugar. Era la infelicidad y la frustración de vivir en un país al que el no amaba, si no que rechazaba y en donde siempre se había sentido un completo extraño. Definitivamente no era su lugar, pero sí el mío.

Cuando se ama de verdad, y sin egoísmos, queremos la felicidad de la persona que amamos. Así lo siento. Él era infeliz y yo moría de tristeza de verlo sin rumbo. Tomé la decisión de dejarlo ir, tenia que irse pues de otra manera hubiese sido un pobre tipo, lleno de frustraciones y su amor hacia mí llegaría a su fin indefectiblemente, de una manera más triste que la misma despedida.
Separarnos fue un desgarro. Yo no quise seguirlo, lo deje libre, lo impulse a irse y se fue.

Pude olvidar y cicatrizar, puse distancia y me fue bien. Me arme de nuevo. Mi vida se fue enriqueciendo, hice lo que siempre quise hacer, vivir de mi profesión como música. Toda mi energía fue puesta ahí. Mi carrera ascendía y mi trabajo como docente y mis finanzas también. Había conseguido la vida que quería, empezaba a sentir de nuevo. Pero faltaba algo y era el amor, no había caso nunca mas me enamoré, nunca mas amé, solo a mi profesión, era como si él al irse se hubiera llevado consigo la parte de mí que me estaba faltando. Pero yo me sentía bien, sentía que ya había conocido el amor, el mejor amor y eso era suficiente.

Y así fue pasando el tiempo. Sabia de él y algunos pasajes de su vida por su hermana Adriana, pero poco, cuando ella me hablaba de él yo trataba de no ahondar demasiado. Supe así que el se había casado y había abandonado Europa.

12 años después, un día como cualquier otro, llegué de trabajar a las 9 de la noche y me disponía a cenar cuando sonó el teléfono, era Adriana. Me dijo – estoy a 15 cuadras de tu casa, en lo de mi vieja, decime Marta – me pregunto - estas sola?- si le respondí – entonces voy para allá, estoy con mi hermano y en diez minutos estamos ahí. Yo quedé congelada, esa es la palabra exacta, mi corazón lo sentí en la boca y solo atine a decir – dale, vengan-.

Empecé a correr dentro de mi propia casa, no sabia que hacer, que ponerme, si peinarme, o pintarme o perfumarme, uffff perdí el control de mí por unos segundos, pensé mil cosas, el pasado cayó pesadamente sobre mi cabeza, golpeándome y lo que parecía haberse digerido 12 años atrás, estaba revoloteando en mi estomago, pero paré y me dije, -Marta, para!- y así fue como guarde mis sensaciones de nuevo en un cajón de mi escritorio y quede a la espera de los invitados, tranquila tocando mi piano.

Lo que viví después a partir de que escuche el timbre y baje dos pisos volando a abrirles la puerta, es indescriptible, porque lo único que recuerdo es que encontré los ojos de él y su enorme sonrisa cómplice, sus ojos brillaban notablemente en la oscuridad y era imposible no encontrarlos, al abrir la puerta lo único que se es que nos abrazamos fuerte e interminable. La voz de Adriana diciendo – acá estoy yo también – nos volvió a la realidad.

Lloramos, por todo lo perdido, por lo que habíamos sufrido los dos al habernos separado, y en ese momento decidimos no volver a separarnos más. Es que no sentimos que habían pasado 12 años, la sensación que los dos tuvimos era de que Marcello, así se llama, se había ido a comprar el pan y ya estaba de regreso y que el amor estaba aun ahí, intacto.

Luego de estar 10 días juntos, él emprendió el regreso a California donde vivía desde hacia 10 años, yo vendí todo, desarme mi vida y arme mi valija y fui a buscarlo al mes exacto de que se había ido. Llegue a Los Ángeles y él me estaba esperando, al encontrarnos me dijo -esto es todo lo que tenemos, dos valijas y a nosotros-. Así es que empezamos de nuevo, cada uno dejo su vida con todo lo que ello implica, para empezar de nuevo una nueva etapa, pero esta vez juntos.

Ese amor me convirtió en inmigrante, porque la única razón por la que yo deje mi país definitivamente es Marcello y no otra. Yo se como es y que es mi país, y su sociedad, lo viví, lo sufrí, lo disfrute, lo luche, me frustre y salí adelante, pero nunca me hubiese ido definitivamente, para siempre, no.

Pero ya no hay regreso a casa, no hay retorno, se corto el cordón, esta es mi casa, donde estoy, donde vaya, soy yo misma y lo sufro bastante, porque extraño, me duele tener mi familia lejos, y quiero y tengo planes de hacer cosas por mi país, (que utopía no?) en lo que a educación se refiere, pero vivo acá y acá son demasiadas las cosas buenas que encontré, mas de lo que podría haber imaginado.

Lo que siguió después de este romántico encuentro fue duro, muy duro. Porque?... Porque no es lo mismo elegir irse y prepararse para ello, que salir corriendo y dejar tu vida entera atrás, o lo que es mas duro, tirar por la ventana la vida que tanto costo edificar. Yo no pude digerir el tener que irme. Creo que lo empecé a digerir recién ahora, después de 7 años de vivir miles de cosas y de caer en terrible depresión que casi me cuesta la vida. Imaginate que venia de tener un lugar, una profesión en donde te pasas de un escenario en otro, y te mal acostumbras a que te aplaudan, haces tu laburo que te gusta y podes vivir de ello, era una cantante con una trayectoria y de pronto me vi en medio de la nada, me convertí en nada, nadie, sin poder hablar ni entender lo que me decían, pues mi ingles era rudimentario y escaso, yes, hi, thanks. Y si no hablas el idioma, terminas marginado y limitado.

Acá estábamos solos, sin amigos, sin familia, solos nosotros dos y encima la mayor parte del día yo estaba sola, conmigo. Empecé a estudiar inglés y trabajar. Tenía que hacer algo o me moría. Estaba atada, no hablar el idioma te pone en el peor de los lugares, te convertís en un idiota total, no podes mantener una conversación como la gente, y mi autoestima fue cayéndose... Pero como? ( me preguntaba en joda) si yo soy argentina?

El primer año en “la dorada California” fue una verdadera pesadilla. Pobrecito Marcello que paciencia, él era mi pareja, mi amigo, mi compañero, mi chofer, mi cocinero, mi traductor, mi confesor y mi psicólogo, a veces mi enfermero, sin él no lo hubiese logrado, su ayuda es enorme.

Después del primer año las cosas cambiaron, empecé a estudiar, y seguí, seguí, y no pare más. Hoy entre las cosas que hago estoy terminando mi master en música, y ya estoy becada para seguir un doctorado en musicología. Esto último me tiene entre feliz y orgullosa, se nota?. Además trabajo en la universidad como correctora y tutora del departamento de lenguas. Y como si esto fuera poco he vuelto a los escenarios muy fortalecida y enriquecida. Of course, con tanto estudiar...

Y hace casi ya dos años con Marcello tenemos un programa de radio que sale a todo el país y al mundo: Mirando al Sur. Somos afortunados y el programa es un éxito. Creeme que nunca imaginamos como el programa marcaría un antes y un después. No te imaginas como alborotó esta ciudad y otras. Claro!, pasamos muy buena música. Nos escriben músicos de todas partes del mundo, nos mandan sus discos y nosotros estamos contentos y agradecidos de poder tener este espacio en donde recreamos la cultura Argentina y las del resto de Sudamérica.

Guille, hoy estoy llena de canas y algunas arrugas, no demasiadas, pero me siento satisfecha, crecí, aprendí mucho, sufrí otro tanto, pero creeme que volvería a hacer todo de nuevo porque emigrar definitivamente te permite crecer en muchos aspectos, aspectos que estando allá, en “mi casa” jamás hubiese imaginado que existían, agradezco haberme ido, hoy puedo poner cosas en la balanza, hoy puedo elegir con mas amplitud, además estoy con el único hombre que siempre quise estar: Marcello."


12 Comments:

At 10/24/2006 07:21:00 p. m., Blogger Guillermo dijo...

Gracias Marta !!!

Y veo que en la playlist, al menos al momento de publicar esto, tenes a mi amigazo Claudio Ortega cantando uno de sus temas.

Qué contento me pone que mi blog haya servido para que Uds. se hayan contactado !!!

 
At 10/24/2006 10:01:00 p. m., Blogger Maria dijo...

Guauuuuu que linda historia ME ENCANTO!!!!! Me emocionan estas cosas, impecable! Y Marta que arrugas ni canas en esa foto se te ve PLENA. Exitos con la radio y con tu beca
Besos

 
At 10/24/2006 10:44:00 p. m., Blogger Veris dijo...

Yo opino diferente y esto nada tiene que ver con vos Guille.
No me van las historias, por muy romanticas que quieran ser, cuando alguien se mete en un trio. El tipo estaba casado, digo yo, se puede ser feliz sabiendo que estas destrozando una familia? con o sin hijos, es una familia igual. Intentas construir tu felicidad sin importante cuantas personas puedan sufrir en el medio, te parece bien?
Ahora si el tipo estaba divorciado y se produjo el encuentro, si, te voy a decir que la historia es preciosa, que sean felices y que coman perdices. Pero asi, como esta contada, no.
Y me pueden tildar de moralista barata, pero al menos yo no le jodi la vida a nadie al iniciar mi vida junto al hombre que amo y puedo dormir con la conciencia bien tranquila cada noche a su lado.

 
At 10/25/2006 01:04:00 a. m., Anonymous Marta dijo...

Gracias Guille!.
Si, Claudio ya forma parte del repertorio del programa, me gusta mucho lo que hacen y como lo hacen. Él tiene una voz estupenda y con los talentosos músicos que lo acompañan hacen un trío que quiero escuchar mas seguido (ups, trío? Mala palabra)
Maria, gracias, y que lindo sonó eso de Plena!!! Yupii.
Veris, los únicos tríos que he conformado en mi vida han sido formaciones musicales, por ejemplo piano, contrabajo y voz, también participe en cuartetos, sextetos y octetos y hasta una big band!

 
At 10/25/2006 02:36:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Ayyyyyy el amoooooorrrrrrrrr!!!!!!!!!!!!!!

El amor verdadero es una fuerza imparable, no se detiene y se agiganta con el tiempo que lo vuelve maduro, sabio y alejado de cualquier egoismo. No conoce de convenciones, ni de contratos legales.
El amor maduro es como el agua, no se lo puede parar.
No me acuerdo si era Neruda o quien que tenia un poema que decia algo asi como (y justo que veniamos hablando de libertad):
"si amas a alguien fervorozamente, dejalo libre. Si alguna vez fue tuyo, volvera; sino nunca lo fue"
Aaaaaahhhhhh!!!!!!!!!!

Saludetes

PAula

 
At 10/25/2006 03:42:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Marta,

Qu'e maravilla lo que escribiste. Cu'antos puntos en comun...
cu'anta simpat'ia que me genera en las entra~nas!!
Hace rato que no me quedo enganchado leyendo con tanta atenci'on.

Marta, les mando un gran abrazo a los dos, y una vez m'as te agradezco tanto que nos hayan incluido en el programa.

Ser'a todo un placer para m'i y mi familia recibirlos algun d'ia,

Tu amigo quiz'as algun dia,
Claudio Ortega

 
At 10/25/2006 04:31:00 a. m., Anonymous marta dijo...

Che Claudio, yo pense que ya eramos amigos?
;)

 
At 10/25/2006 12:21:00 p. m., Blogger Guillermo dijo...

Veris: coincidamos en que le diste una libre interpretacion a la historia, y te mandaste a opinar duramente y muy frontalmente basada en conjeturas, llenando espacios que no estan relatados ...

Sos muy joven ... quizas los años te den mas herramientas, o mas cautela. Las necesitaras si sos ambiciosa...

Y respecto cuales son los limites cuando todo lo que uno desea esta en juego... mmmm ... mmmmmm....

 
At 10/25/2006 12:58:00 p. m., Blogger Mirle (Lady from Vzla in Mel) dijo...

Marta:
Que bueno que te esforzaste y tienes exito!!!! Muchas de nosotras que emigramos por amor a nuestros hijos, tu caso por amor a tu pareja sacrificamos un cierto estatus profesional al llegar, pero estoy segura que con el tiempo llegaremos a tener lo que alguna vez soniamos para nuestros hijos, pareja y nosotras mismas...

Gracias por compartir tu vida con nosotros.

Saludos,
Mirle

 
At 10/25/2006 03:08:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Yo no creo que nadie se meta en medio de nadie, el amor es mas fuerte que unos papeles. Ademas aun estando casado si dejo a la otra mujer por otra favor que le hizo ya que los sentimientos no se pueden forzar. En este caso no creo que Marta se metiera en medio del matrimonio de Marcello, sino que ambos siempre se amaron y ya. Ay el amor...!!!! todos tenemos historias relacionadas con el, yo tb emigre de mi pais por amor pero a mi la cosa me salio bastante mal, por suerte o por desgracia...
Besos a todos

 
At 10/26/2006 07:21:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Marta, me encanto tu historia!
Tambien yo soy una emigrada por amor en esta bellisima Bélgica,desde hace años y disfruto de esta vida cada minuto y cada segundo.
Pienso que Nadie pude juzgar sobre la felicidad obtenida por otros, cada uno es feliz como puede y donde puede verdad ?
Que sigas siendo Muy feliz
Saludos calidos

Tere
Namur (Belgica)

 
At 6/16/2007 01:06:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Hola Marta: te felicito tu historia y como la escribiste es preciosa y sabes como encontré tu pagina, en Google escribí "soy inmigrante y extraño a mi familia". Yo tambien soy inmigrante por amor, dejé todo y ahora vivo en Italia, soy feliz con mi esposo y tengo una linda niña que es la luz de mis ojos, pero aqui donde vivo se tienen que aprender 2 idiomas :) el aleman y el italiano, ya te imaginarás lo que he tenido que pasar, creo que al final todos pasamos mas o menos lo mismo. Y lo que si te digo es que ahora vivo entre dos paises y entre dos culturas y espero poder escribirlo algun dia en un libro, esa seria mi pequeña ayuda a muchos inmigrantes.
Bueno un besote y sigue asi no cambies que se te ve muyyy feliz y muy bonita.
Norka G.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home