02 enero 2007

El presidente que me empujó


Hace 5 años exactamente, en Argentina, asumía como presidente el hombre que me incentivó a pensar en una emigración de país. Recuerdo que después de su asunción, estábamos con Patricia de compras un Shopping Mall de Buenos Aires, y le dije: "Patri, vení vamos a sentarnos a comer algo, que tenemos que charlar".

Y basicamente mi planteo fue: "Si este país es capaz de producir un presidente de esta calidad, nosotros no podemos vivir en este país. No podemos aceptar cualquier cosa. Me resisto a ser un rehén ... "

Y este fue el segundo detonante, y el que me movió a investigar una salida. (El primero había sido de parte de Patricia unos días atrás, como consecuencia de la debacle política y económica que se estaba desencadenando). Todavía faltarían varios meses para que Australia apareciera como el destino elegido, pero el proceso emigratorio ya estaba en marcha en mi interior.

Pero por supuesto la reacción a un estadísta y visionario de este calibre no fue un evento aislado, fue un gota bien grande que colmó el vaso (o el balde, mejor dicho). Si repasaba la lista de los presidentes de Argentina de los que tuve conciencia de su existencia, a saber:


María Estela Martínez de Perón : 01-07-74 al 24-03-76 - Depuesta

Junta Militar: 24-03-76 al 29-03-76 - De Facto

Jorge Rafael Videla: 29-03-76 al 29-03-81 - De Facto

Roberto Eduardo Viola: 29-03-81 al 11-12-81 - De Facto

Carlos Alberto Lacoste: 11-12-81 al 22-12-81 - De Facto

Leopoldo Galtieri: 22-12-81 al 18-06-82 - De Facto

Alfredo Oscar Saint-Jean: 18-06-82 al 01-07-82 - De Facto

Reynaldo Bignone: 01-07-82 al 10-12-83 - De Facto

Raúl Alfonsín: 10-12-83 al 08-07-89 - Renunció

Carlos Menem: 08-07-89 al 08-07-95

Carlos Menem: 08-07-95 al 10-12-99

Fernando de la Rúa: 10-12-99 al 21-12-01 - Renunció

Ramón Puerta: 21-12-01 al 23-12-01 - Provisional

Adolfo Rodríguez Saá: 23-12-01 al 01-01-02 - Renunció

Eduardo Camaño: 01-01-02 al 02-01-02 - Provisional

Eduardo Duhalde: 02-01-02 al 25-05-03 - Interino

Néstor Kirchner: 25-05-03 al presente


quedaba claro que aspirar a una presidencia en serio era una ingenua utopía....

13 Comments:

At 1/02/2007 09:14:00 p. m., Blogger Silvina dijo...

Fuerte pero real, es increible que con tanto descontrol, aun siga en pie aquella nuestra patria.
Deseo que vivas este año junto a tu flia. muchas cosas buenas y como las malas suelen aparecer por ahi sin que nadie las desee, que vos y todos tengan la sabiduría y el temple para salir airosos de ellas. Un beso y felicidades.Feliz 2007

 
At 1/02/2007 11:42:00 p. m., Blogger Saccopharynx dijo...

Aún sigue en pie porque Argentina es un país inmensamente rico que reciste a los múltiples saqueos presidenciales y maltratos que recibe desde el 9 de Julio de 1816, sin contar los saqueos previos de colonizadores...

Comparto tus pensamientos Guille; no se puede vivir en un país que produce a presidentes tan...(lo dejo a criterio del lector).

Saludo

 
At 1/03/2007 03:11:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Genial saccopharynx todavia con la idea de que el pais esta de pie y es rito.

Pedro
----------------------

"¡Qué país! ¡Qué país!
¡No me explico por qué nos despelotamos tanto..., si somos multimillonarios!

Ud. va, tira un granito de maíz y ¡paf!, le crecen diez hectáreas... Siembra una semillita de trigo y ¡ñácate!, una cosecha que hay que tirar la mitad al río porque no tenemos donde meterla. Compra una vaquita, la deja sola en medio del campo y al año se le formó un harén de vacas.

Créame..., lo malo de esta fertilidad es que una vez, hace años, un hijo de puta sembró un almácigo de boludos y la plaga no la pudimos parar ni con DDT. Aunque la verdad es que no me acuerdo si fue un hijo de puta que sembró un almácigo de boludos, o un boludo que sembró un almácigo de hijos de puta ..."

Tato Bores

 
At 1/03/2007 04:20:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Antes que nada, espero hayan tenido unas felices fiestas y lo mejor para este año que recien comienza.

Me cuesta creer que el cabezon fuera lo unico que impulsara semejante decision de inmigrar, pero acepto que lo sientas asi, el blog tuyo asi como otros que aparecieron en los ultimos años asi como tantos otros foros han sido una via genial para tratar de comprender o entender no solo a ustedes sino a toda esta generacion de nuevos inmigrantes provenientes de Argentina donde la frecuencia de resonancia (perdon a los que no estudiaron fisica) es tan dispar de la Argentina que dejamos atras y que hoy hace irreconocible no solo al pais sino a los actuales provenientes de alli.

Volviendo al nefasto individuo que disparo tu ira y te motivó a pensar en un futuro distinto, cosa que yo me pregunte alla sobre los ultimos meses del Gobierno de Isabel Peron y dadas muchas circunstancias personales debi posponer mi viaje casi dos años despues de haber sido otorgada mi visa y llegar casi sobre su vencimiento.

Pero este Presidente y su esposa no son extraterrestres que recien llegaron a gobernar Argentina, el pueblo de Argentina y de la provincia de Bs As los vino avalando por varias decadas, por supuesto que tambien me queda claro que un choripan y una gaseosa no son muy caras, pero yo me pregunto y de todos los anteriores presidentes que llevaron al pais a esto nunca sintieron absolutamente nada al ver el pais que estaban construyendo. El mismisimo Duhalde fue un Vicepresidente de Menen que estuvo en el gobierno por casi una decada avalando y aplaudiendo desde un principio, yo le preguntaria a todos los amigos con los cuales te juntas a comer pizza no pensaron en esa epoca o en el segundo gobierno de Menen o sobre el comienzo de De la Rua que todo iva a terminar como terminó.

Es como hoy en dia hay muchos que aplauden al gobierno de turno y hasta que llegue el momento de sacudir el palo enjabonado que ya le llegara su turno y la M caera nuevamente por todos lados y el ciclo se repetira y vendran los nuevos desilusionados Argentinos del 201x. Para esa altura Patricia y vos ya estaran en una posicion muy distinta a la de hoy y le preguntaran a los fututos inmigrantes con que se encuentren las mismas preguntas que yo me hago hoy "¿Y como no lo vieron venir?"

Les recuerdo a los demas lectores de tu blog (y haciendo un pequeño resumen y en forma muy somera) que este individuo ademas de ser uno de los tantos presidentes paracaidistas de la historia Argentina tambien cumplio estas funciones (aunque la lista la podriamos hacerla mas nefasta).

1973. Presidente del Concejo Deliberante y del Partido Justicialista de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires.
1974. Intendente municipal de Lomas de Zamora, cargo que ocupó hasta el golpe militar de marzo de 1976.
1983. El 30 de octubre triunfó en las elecciones para la Intendencia de Lomas de Zamora y asume ese cargo por segunda vez el 11 de diciembre de ese año.
1987. El 6 de septiembre fue electo diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, ocupando desde entonces y hasta 1989 la Vicepresidencia 1º de la Cámara de Diputados de la Nación
1989. Renuncia al cargo de diputado al ser electo en las generales del 14 de Mayo de 1989 como Vicepresidente de la Nación, al resultar ganadora la fórmula que compartía con el Dr. Carlos Saúl Menem, asumiendo el 8 de Julio y ejerciendo la Presidencia del Honorable Senado de la Nación.
1991. Electo Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, función que asumió el 11 de diciembre de ese año.
1994. Electo Convencional Nacional Constituyente en oportunidad de la Reforma de la Constitución Nacional en Mayo de 1994.
1995. El 14 de Mayo es reelecto como Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, tras obtener el 63% de los votos en un plebiscito que le permitió postularse nuevamente para el cargo, modificando la Constitución Provincial.

Dejo los cargos y candidaturas mas recientes hasta llegar a ser presidente creo estara mas en la memoria de muchos y no es necesario aclararlo, tambien podriamos hacer una lista de la esposa los hijos y yerno, pero no creo sea necesario.

Podria agregar que nuestra decision de venir a Australia es muy similar solo algunas caras cambian pero muchos apellidos perduran.

Bueno ya esto es muy largo, asi que espero en un futuro cambies de enojarte con el cabezon y pases a ser un eterno agradecido y le pongas un cuadrito en casa con un agradecimiento al haberte inspirado tan gratamente para venir a vivir en Melbourne.

 
At 1/03/2007 05:56:00 a. m., Blogger Nata dijo...

Es trizte pero real, la forma en la que se vino manejando a la Argentina desde siempre es una verguenza, pero me parece que esto tambien es responzabilidad de los habitantes, porque mucha gente vota pensando en su quintita sin importarle que por ahi la politica de esa persona no es la que mas vaya a beneficiar al pais. Creo que en la Argentina hay que aprender mas a pensar en todos y dejar un poco mas de lado la conveniencia propia. Besos y feliz año para todos.

 
At 1/03/2007 10:23:00 a. m., Blogger doble visión dijo...

trcjJoder, si lo hubiera visto asi me hubiera negado a nacer...
Jeje...al final voy a terminar admirando a Aznar...que terrible!

saludos a tuti
marcelo

 
At 1/03/2007 11:49:00 a. m., Blogger Tatu Carreta dijo...

El comienzo del error que nos va a llevar a la tumba a todos los Argentinos, fue hechar a los ingleses cuando nos vinieron a invadir..aun hoy estamos pagando las consecuencias...

 
At 1/03/2007 02:56:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

La riqueza es un problema, porque a ella le sigue la decadencia. Al menos, en la probabilidad dialéctica en que, según Hegel, el esfuerzo y el conformismo se alternan.

Habría un problema mayor que la riqueza: la riqueza heredada. Y aun otro peor: la creencia de que se es rico sin serlo.

Decía Umberto Eco que los mitos llegan al inconsciente sin pasar por la conciencia. Nuestra sociedad se siente arrastrada por los acontecimientos visibles, las peleas políticas y los vaivenes económicos, pero la explicación del curso de los acontecimientos posiblemente esté en esos mitos arraigados profundamente. A ellos puede deberse la sensación de recurrencia de las situaciones que se viven.

Que la riqueza pueda ser un problema es algo que se revela en los problemas de obesidad de las sociedades de la abundancia y el consumo. Para los argentinos, que comemos cantidades récord de carne por habitante por año (aunque no todos la misma), la abundancia es un estado de cosas natural. Como en pocas regiones del mundo, nuestra psicología nacional se fue forjando por la convicción de una abundancia preexistente, cuando el Río de la Plata tomó su nombre de la riqueza inconmensurable de las minas del Rey Blanco y sus aguas se presentaban como obligatoria salida y aduana de la riqueza virreinal.

Que el mito de la riqueza infinita siguió dominando el imaginario nacional lo atestigua el nombre que finalmente adopta el país: Argentina, tierra de la plata. Aunque a primera vista no se advertiría la inconveniencia de una riqueza heredada, tal regalo del destino tuvo su secuela.

No hablo ahora de la plata del Perú ni de la aduana de Buenos Aires y su monopólico ejercicio de la imposición y el contrabando (actividades simétricas y complementarias en todo, incluso en la riqueza que eran capaces de producir), sino de la imprevista riqueza con que nos beneficiamos cuando los yeguarizos y vacunos dejados tras las primeras ocupaciones trabaron una alianza ecológica extraordinaria con la llanura vacía, que produjo tropillas y tropas que parecían infinitas.

Sin esfuerzo ni intervención humana, se transformó lo que era un desierto sin agua segura (a las distancias que podía caminar el hombre) en una pradera poblada por los grandes mamíferos de los que antes carecía y que pronto explotaron indios y cristianos.

Durante muchos años, los saladeros argentinos funcionaron con una mentalidad extractiva no demasiado distinta de la de las minas de plata. Ella pudo sostener sin mayores conflictos a la población criolla y a la nativa, asimiladas a una nueva cultura del caballo y las grandes distancias.

En cuanto la riqueza ya está determinada desde el pasado, entonces también es finita. Eso lleva a desarrollar una habilidad para la disputa, una cultura de la confrontación y el disenso. En cambio, quienes son obligados por la aridez del suelo a la cooperación, a la paciencia y a un compromiso hacia el futuro naturalmente deben desarrollar una habilidad para acordar, construir consensos, afrontar proyectos colectivos. Sean las acequias para regar las vides cuyanas o las manzanas patagónicas o los surcos del agricultor rosarino.

Estas cosas han cambiado (la ganadería ya no puede prescindir del trabajo y de la tecnología), pero dejaron marcada a fuego nuestra psicología profunda. Forjaron una mentalidad según la cual nuestra riqueza está en el pasado, no en el futuro. Y aunque la visionaria incorporación de la inmigración europea y las colonias agrícolas produjeron una nueva cultura del trabajo, apenas alcanzó a igualar la cultura de la renta. "El granero del mundo" es una figura que retorna a la misma noción de inagotable riqueza.

Si una sociedad imagina su riqueza en el pasado, es comprensible que sea conservadora y, simétricamente, que necesite ser innovadora si la imagina en el futuro. "Dios es argentino" es la enunciación cifrada de la convicción profunda de que nacimos bendecidos, algo que nos exime del esfuerzo que se les exige a pueblos menos agraciados. El mito tampoco nos permite advertir el derroche, y el agua, como la carne, se dispensan en una abundancia desconocida en otros países, incluso en los más ricos. Se trata de una costumbre social que hace que las veredas puedan lavarse con manguera en vez de con balde y escoba, del mismo modo que los platos se lavan no por inmersión, sino con el agua corriendo. Cuando se encara una obra pública, no se considera su costo, sino su beneficio, pues, por definición, dinero "tiene que haber". Las cosas no se reparan: se rehacen. Plazas y edificios públicos se dejan caer en la ruina y, cuando eso se hace insoportable, se decide rehacerlos totalmente. Crónicamente se repavimenta la ciudad completa o se cambian sus veredas, pero difícilmente se reparan jamás los baches. Esa sensación de abundancia también nos hace más condescendientes con obras sobredimensionadas, presupuestos elevados, sobrecostos e incluso con comisiones indebidas. El mito de la abundancia sería también la explicación de por qué, cuando se desea beneficiar a los más necesitados, no se encuentra otra manera menos dispendiosa de hacerlo que subvencionar también a los ricos, como sucede con la carne, la energía y la nafta, o la educación superior. Es que la abundancia mítica pone en segundo plano la igualdad de oportunidades que perseguían la enseñanza pública obligatoria y las becas de estudio, cuyos presupuestos han sido cada vez más escasos, consumidos por las demás necesidades presupuestarias: una administración pública que se hace supernumeraria al aceptarse como subsidio al desempleo y la obra pública, siempre dispendiosa y más visible para funcionarios ávidos de inauguraciones. Durante décadas enteras los gobiernos nacionales funcionaron sin presupuesto y la inflación fue el remedio de una incontinencia del gasto que se alimentaba en la creencia en una abundancia mayor que la verdadera.

Cuando la riqueza no aparece no queda otra explicación que la conspiración. Los conspiradores cambian: el imperialismo, los políticos, las empresas concesionarias extranjeras, los ganaderos, los países vecinos. Pero la explicación es la misma: la sustracción de una riqueza que estaba allí de antemano. Los conspiradores la retienen, la encarecen, la esconden. O planean quitárnosla, como el agua, nueva encarnación de la riqueza heredada, cuando se hace el inventario de los grandes acuíferos subterráneos, que ahora se imaginan codiciados por las naciones más ricas, al mismo tiempo que su abundancia justifica su desaprensiva contaminación. Los conspiradores pronto son presentados como los enemigos del pueblo y sirven de conveniente excusa a la ineficacia de los gobiernos o a la ausencia de una riqueza que han malgastado o repartido entre sus amigos.

Los extranjeros están en contra de nosotros. Pero no sólo los gobiernos: también los pueblos. Porque la noción de una riqueza preexistente alienta un ánimo xenófobo según el cual los italianos de principios de siglo, o los bolivianos de ahora, vienen a consumirla en perjuicio de los argentinos. Somos incapaces de ver que también vienen a producir con sus manos y su inteligencia, a generar una nueva riqueza. El mito nos hace desconfiados, siempre pendientes de la segunda intención que se esconde detrás de todo, minando las relaciones con los países vecinos. La riqueza nos ha hecho cínicos, poniendo siempre la desconfianza por lo que han de sacarnos por delante de lo que obtendremos de la cooperación. También autosuficientes, como si no necesitáramos de las demás naciones, de su cooperación y ayuda. Las inversiones y empresas extranjeras nos sacaron del colapso y el penoso estancamiento de nuestras infraestructuras, pero ya hemos olvidado la escasez de teléfonos y el pésimo servicio y, en cambio, se sacan las cuentas de "todo lo que se han llevado".

Cuando nos decimos poseedores de enormes riquezas naturales, decimos también otras cosas. El "vivir con lo nuestro", lema de una imaginaria autonomía del resto del mundo, repite el mito, afirmando que ya tenemos todo lo que necesitamos, como si pudiéramos prescindir de la riqueza cultural, el avance científico, la tecnología o la simple variedad de los demás países del mundo. Mito de autonomía y grito de aislamiento, que periódicamente se recrea en la exasperación de gobiernos (civiles y militares) que desafían la razón y el sentido común.

Aunque fuera cierto que el destino ha sido más generoso con nuestra tierra que con otras, aunque fuera cierto que nos ha dejado una riqueza pródiga, nos convendría olvidarlo. Extirpar de nuestra memoria mítica esa sensación de ser ricos, esa obsesión por la riqueza del pasado, y mirar la riqueza del futuro, la que seremos capaces de crear mediante el trabajo y la imaginación. Eso cambiaría el orden de todos nuestros pensamientos. Cambiaría nuestras prioridades y pondría en primer lugar a la educación, la investigación científica, la inversión en tecnología. Eso nos alejaría de la disputa como costumbre y como método, y nos orientaría a la cooperación y el consenso. Eso nos pondría un norte, nos obligaría a acordar un plan y, finalmente, a la posibilidad de tener políticas de Estado.

Que tengan un buen dia.

 
At 1/03/2007 03:29:00 p. m., Blogger Nata dijo...

TATU CARRETA:
En realidad no se si fue un error, porque eso habria garantizado el no ser saqueados por los ingleses.

 
At 1/03/2007 06:24:00 p. m., Blogger Guillermo dijo...

A ver...
Quizas no me explique bien. No tengo nada contra Duhalde en particular, ni estoy enojado con él especificamente. Fue el evento de verlo a él presidiendo la Argentina, y creyendo que los pueblos tienen lo que se merecen, que hice un click. Pero obviamente no fue "él" el motivo. Voy a continuar con esto en el siguiente post.

Gracias Anonimo 1 por el detalle de la carrera de Duhalde

Y gracias Anonimo 2 por el articulo "Dios es Argentino". No lo conocia y esta muy bueno!

 
At 1/06/2007 12:56:00 a. m., Blogger An dijo...

Mucho valor el que tienes...Pienso lo mismo de un tio de mi madre que emigro a Argentina, pero el tuyo es mallor por que el idioma cambia mucho.:) Enhorabuena por tu decisión espero que acertada :)

 
At 1/13/2007 07:35:00 a. m., Blogger Gus Comas dijo...

Te comento que hay un servicio de Naciones Unidas que permite hacer voluntariado desde la propia casa a través de Internet. Si puedes darle un vistazo es en http://www.onlinevolunteering.org/

(lo explico cortito en mi blog en: http://casasycasosenmontreal.blogspot.com/2007/01/servicio-de-voluntarios-online-de.html ).
Gracias!
Gus Comas

 
At 1/24/2007 10:19:00 a. m., Blogger FJTU dijo...

y si, es así. Tenemos lo que nos merecemos. Aunque el golpe de estado del cabezón fue como mucho, y porque la mayoría votó a la Alianza, con un vice prófugo por mancha venenosa y un presidente esclerótico en manos de la banda de sus hijos y socios; que por otra parte era casi la consecuencia lógica a diez años con un riojano al que creo no le queda ningún delito por practicar...
Coincido también con el análisis del último anónimo, sólo que habría que preguntarse el por qué de la mayoría de esas proposiciones, más allá de la noción de riqueza, de riqueza preexistente e inagotable, y también hay que pensar que la Argentina no termina en la Gral Paz, y que el agua la derrochamos aquí y no en La Rioja ni en Mendoza por ejemplo. También hay que pensar que la xenofobia existe desde que el ser humano tuvo noción de Estado. Monarquía, República, Consejo de Ancianos o lo que fuere, la organización de los pueblos lleva en sí la noción del nosotros. Y la más de las veces no sólo la definición es en función del nosotros sino en función del ellos. Eso que está presente en el hombre más atrasado(desde el punto de vista evolucionista) nosotros-ellos, una definición antropológica o cultural si se quiere, pasa a convertirse en xenofobia a partir de la organización del Estado en cualquiera de sus formas. Lo sabían Indúes, chinos, egipcios, griegos y romanos. Lo saben los pueblos que han sufrido la diáspora o dispersión: judíos y gitanos. Y aún peor, la frontera interna, la territorial y la de clase. Lo mismo se puede ser un cabecita negra, que un bolita, que un paragua, que un tano bruto o gallego cuadrado, un ruso miserable o un turco bodrido, un polaco pata sucia o un alemán nazi, un chino, un indú, un yoni, un latino, un eslavo, un ponja. Dónde no hay una palabra fea para el extranjero y aún para el forastero? Dónde un inmigrante no tiene que ganarse un lugar con mucha transpiración y humildad?
Es por eso que es difícil ser ciudadano del mundo. Es por eso que es difícil no discriminar(y créanme que no hago apología de la discriminación), porque discrimina el que dice este país es mejor que otro no importa si es originario o inmigrante, o que tal pueblo es mejor que otro, y siempre ha habido tránsfugas, traidores, desertores o iluminados, adelantados, etc. Y es porque algunos necesitan vivir dónde las reglas(podrían ser leyes) se cumplen por todos excepto algunos; y otros, como un alemán que conocí, que gustan de vivir dónde no hay reglas, o mejor dicho, dónde las reglas se rompen por todos menos algunos y los controles son laxos(también recuerdo a un profesor de lit.inglesa canadiense que se quedó aquí, en la París del Plata.)Es por eso que siempre me ha gustado Fernand Braudel(historiador francés, fundador de la escuela de Annales)y su teoría de las civilizaciones.
Y es por eso que los paisanos se reúnen en el extranjero, y que cualquier argentino toma mate en donde esté y añora el dulce de leche y la yapa(en extinción) aunque coma canguro, o haya descubierto que la cerveza tiene variantes y no es sólo Quilmes.
En fin, creo que el escribir de corrido ha complicado la interpretación de las ideas que expongo pero en gral. son comprensibles, si no, seguiremos la conversa.
Ojalá que cada uno pueda encontrar su lugar en el mundo, lo cual no es poca cosa.
saludos
PS: si quieren añorar Buenos Aires, dense una vuelta por Empedrados, hasta podemos darles una corresponsalía si les interesa.
ya estoy generando un link hacia aquí

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home