24 junio 2007

Para vos

Mi prima Chabela (Isabel), hace algunos años comenzó en Buenos Aires con la creación de un periódico con orientación barrial. Y estos días estaban terminando de preparar su salida en Internet, hacia donde van a ir migrando gradualmente: La Posta Capital


Fue grande la sorpresa de encontrarme al primer vistazo con una foto de mi tío "el Nene" - su papá - quién ya no esta más en este mundo, con Lucas en brazos tomando la mamadera. Esa foto la tomé a finales del 2003, en oportunidad en que viajamos a visitar la familia en Chajarí, Entre Ríos, en nuestra recorrida por Argentina antes de salir hacia Australia.


Mi tío "Nene" fue el único, entre sus muchos hermanos, incluyendo a mi viejo, que vivió toda su vida en el lugar en donde nació: "la Chacra" en Chajarí.


Y en este website inaugural, Chabela escribía su dedicatoria:


Para vos
de Chabela

Leyendo un poema a los lapachos, surgieron en mi memoria los recuerdos de tu amor por ellos. Te sentabas a mirarlos, tan rosados como crecen en nuestro pueblo, tan hermosos y que en ésta época están en flor.

Siempre sentí que cada árbol que da flores es un canto de amor a la vida, tan altos y tan duros, en primavera se visten de colores y desde lo alto nos regalan su perfume.

Aún parece que te veo, con tus ojos celestes inundados de ilusiones, mirando florecer los lapachos, las glicinas y los naranjos, aromas que embargan el aire de nuestro Chajarí.

Crecí con hermosos aromas y grandes jardines de flores, y tu amor acompañó mi infancia.

Mucho has amado la libertad de los pájaros, la verdad y la justicia. El bienestar de tu familia fue tu desvelo. Tu lucha por salir adelante en un mundo casi incomprensible, ha sido ardua. Siempre fuiste un idealista y lo cotidiano te apabullaba.

Recuerdo tus manos ajadas por el trabajo arduo del campo, tus pies cansados de tanto caminar y tu inocencia que tantos dolores de cabeza te acarreó.

Tu siembra ha dado frutos, que sólo hoy que no estás se hace perceptible y como el aroma de las flores, en silencio, brota un amor inmenso, que hincha el corazón y aflora la añoranza. Añoranza por los tiempos compartidos, por el amor no siempre expresado con palabras y por las distancias, que a veces, nos impidieron compartir más.

Para vos Papi que seguro estarás mirando tu obra desde otro plano, pero siempre presente, este pequeño homenaje final hecho con todo mi amor.


1 Comments:

At 6/26/2007 05:15:00 a. m., Blogger Iza dijo...

La familia, siempre duele.
Exito para ti y a la "tocaya" (isabel)
Saludos!
Iza

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home