27 septiembre 2007

Conductas domésticas

En el post anterior hablaba de conflicto ( Coexistencia de tendencias contradictorias en el individuo ). Y el conflicto se presenta precisamente por que hay cosas de Argentina que detesto y hay cosas que me gustan. Si todo fuera negro o blanco, realmente no habría problemas. Empecé con las cosas negativas, pero ciertamente hay igualmente cosas positivas que ya tendrán su aparición en esta larga reflexión post-viaje.

Y para lo de lo negativo usé lo del fútbol, porque presenta un ejemplo simple que muestra como conductas cotidianas forman el tramado básico de los grandes problemas. Y difiero, por supuesto que es sólo mi opinión, con quien piensa que el fútbol transforma a la gente. Yo creo que el futbol, como la mayoría de las pasiones, deja ver a la gente como es realmente, librándolos de toda máscara.

Este tema ( el de que el gran problema empieza en cada uno de nosotros con actos simples ) lo traté en La emigración la gente y la plaza , y hoy también me lo encontré en un diario de Argentina, cuando se hablaba de corrupción.

Un resumen de la nota del diario Clarín es la siguiente, y la parte a la que me refiero esta al final.

El país sacó un 2.9 en transparencia, según el Índice de Percepción de la Corrupción que, como todos los años, presentó hoy la organización Transparencia Internacional . Desde 1996 hasta la fecha, la Argentina nunca aprobó el examen de transparencia mundial. De hecho fue uno de los países que empeoró en los últimos años, con índices que van del 3.5, en 2000 a 2.5 en 2004.



Con el 2,9 actual, la Argentina ocupa el puesto 105 de los 180 países evaluados, y el lugar 23 de los 32 países de América. Más allá de la vergüenza que implica para el país, Poder Ciudadano destaca que las consecuencias de la corrupción no son sólo económicas, sino también políticas y sociales.


Pero esta corrupción a nivel político y público, tiene su correlato en nuestra actitud cotidiana.
¿Quién no intentó darle una coima a un policía para evitar una multa de tránsito?
¿Quién no intentó pagarle a alguien para acelerar un trámite de urgencia?
¿Quién no se tentó con guardarse plata de una billetera encontrada en la calle?
¿Quién no se guardó un vuelto de más?
¿Quién protesta cuando la situación nos favorece aunque esté mal?

Todos cometemos pequeños actos que podrían ser considerados de corrupción doméstica pero reclamamos integridad de nuestros funcionarios.

Entonces, ¿no tenemos remedio?

¿Cómo le enseñaba a mis hijos en Argentina cual es el comportamiento correcto cuando de cada interacción con su contexto, incluso en su misma escuela, mamaban permanentemente mini-corrupciones?


3 Comments:

At 9/27/2007 09:36:00 p. m., Blogger Nata dijo...

Guille, gracias por pasar por mi blog. Es verdad lo que decis en este post, mucha gente espera grandezas de los gobernantes pero se olvidan que los gobernantes salen del propio pueblo.

 
At 9/27/2007 11:00:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Chiche : estoy en parte de acuerdo con vos. No creo que toda las personas (argentinos) hagan los cuatro cosas que enumeras. Creo que no estoy en ese grupo como tambien varias personas que conozco. Si estoy de acuerdo que es la mayoria. Pero tambien hay gente HONESTA y CORRECTA, y eso es lo que no me hace perder la esperanza. El fin de semana pasado fuimos a Ceres (Provincia de SANTE FE) con la delegacion de mini basquet del club Pinocho, como responsable de los chicos que viajaron hice las correspondientes advertencias de que cuidaran las cosas ya que en un lugar donde habria 1000 chicos y grandes podrian muy facilmente perderse cosas de uso personal. Grata fue mi sorpresa cuando comprobe que lo que yo consideraba una conducta habitual, ahi no lo era (quizas porque en Bs As si lo es). Se perdieron y devolvieron numerosos objetos personasles sin nombre incluso billeteras y pelotas. Fui testigo de un pequeño episodio que me alegro : un pibe de unos 8 años m me pregunto : Señor esta pelota es suya ? - No (respondi), entonces la voy a llevar a la mesa, dijo. Profe, voy a llevar esta pelota a la mesa... El pibe tenia una alegria y sentia orgullo de devolver una pelota a la mesa de recepcion. Una pelota que quizas otro se hubiese quedado con ella. No se quizas sea poco o aislado, pero hay cosas que me alimentan la esperanza..saludos ...Peter

 
At 9/28/2007 02:47:00 p. m., Anonymous cesar dijo...

Hola Guillermo, creo que por tener menos corrupción es una de las principales para que algunos países avanzan más que otros, diferenciando los de paises desarrollados d elos subdesarrollados por que avanza el las mejoroas como grupo y no de intereses particulares.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home