20 septiembre 2007


Lucas: Papi, ¿puedo ir a aprender karate?
Guille: ¿y para que querés aprender karate, para pelear?
( Practiqué y conozco bien la filosofía de las artes marciales, pero igual lo apuré con esta pregunta para ver para donde corría)
Lucas: Noooo!! ( y ahí puso cara de voy a empezar a sanatear, y el "no" lo hizo largo para darse tiempo... ) Es para si alguien me quiere pegar así ( y me hizo el gesto de un golpe ) yo lo puedo parar así ( y me mostró un bloqueo )
Guille: pero entonces vos querés aprender karate para pelear !!
Lucas: Nooo. Quiero aprender para asustar !! ( creo que quizo decir para desmotivar al agresor, pero no tuvo las palabras)
Guille: mmm, no se. Lo voy a pensar ( me van a llamar de la escuela todos los días ...)
...Y ahí se fue ... tirando patadas al aire...


7 Comments:

At 9/20/2007 10:19:00 p. m., Blogger adrian-s dijo...

Puede ser que le venga bien para quemar energia y entonces este mas tranquilo en la escuela. Aunque tambien va a tener mas con lo que quilombear si se pone a practicar lo que aprende con los compañeritos.
Yo lo haria empezar, con la advertencia de que al primer llamado de la escuela se acabo el karate. Saludos.

 
At 9/20/2007 10:29:00 p. m., Blogger Sir Phantom dijo...

Es chico pero dejalo. Igual fijate que onda el profesor.

Yo hice Tkd de los 15 a los 20 con un profesor que era impresionante dentro y fuera del dojan. Aprendi mucho de el.

No segui practicando porque me vine para UK pero nunca me voy a olvidar de todo lo que me enesenio.

Saludos,
Nico

 
At 9/20/2007 11:05:00 p. m., Blogger Nata dijo...

Bueno Guille, la verdad es que no seria mala idea si es que dan con un profesor que tenga pasta para los chicos y sobre todo para enseñarles a los mas inquietos. Mira yo tube una experiencia con uno de mis primos que era bastante inquieto y casi siempre se la agarraba con su hermano mas chico. Un dia su profesor se entero de esto y como enseñanza le hizo pelear con uno mas grande que el, por supuesto siempre fijandose que el chico no termine lastimado. No se si estubo bien o mal, pero desde ese dia cambio su actitud para con su hermano.
Tal vez esta experiencia que te conte no viene al caso. Pero nada mas queria compartir lo que a veces un buen profesor de artes marciales puede dar.

 
At 9/21/2007 02:38:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Este chiquillo, está lleno de energía....pues que pegue patadas, a troche y moche !

(Dormirá como un bendito...)

Besos. Hanna

 
At 9/21/2007 09:06:00 p. m., Blogger La Flaca Benelli dijo...

Siempre conocì a alguien que habìa hecho alguna de las artes marciales y la verdad la idea de que los chicos seràn violentos es un mito, porque si el profesor es bueno las artes marciales tienen mucho de disciplina y respeto por el pròjimo... No viste Karate Kid?!
Si tiene ganas llevalo sobretodo si tiene tanta energìa para gastar.
Elegì bien el profe y listo. Suerte!

 
At 9/22/2007 12:58:00 a. m., Blogger Carolinita dijo...

Vaya inquietud deportiva la del pequeño..

De niña tambien me hubiera gustado pravticarlo pero mis padres se opusieron rotundamenente cambiándomelo por esgrima(mmmm)

sigue tu instinto paternal...ese no falla(casi nunca)
saludos

 
At 9/22/2007 02:15:00 a. m., Blogger Sir Phantom dijo...

Agrego: Preferible que tire patadas en un lugar controlado que en el potrero!

Las artes marciales tambien te ensenia disciplina, a mi me tenian cagando (de buena manera).

Avalo!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home