11 diciembre 2008

En Helsinki



Llegué a Helsinki desde Ámsterdam un miércoles a la noche, y me quedaría hasta el sábado a la tarde. Me esperaban dos días de trabajo durante Jueves y Viernes, y la oportunidad de ver la ciudad de día durante el Sábado.

Una llovizna me recibió apenas dejé el aeropuerto en busca de un taxi, pero la temperatura no era tan baja como esperaba. Una noche de 7 grados estaba perfecta para el otoño finlandés.

Mencionar el hotel Sokos como destino no le sirvió mucho al taxista: hay decenas de hoteles Sokos en la ciudad. Así que busqué mis papeles y completé la indicación: “Sokos Albert”, y eso fue suficiente ( para que me llevara al Sokos equivocado, pero por suerte a sólo 300 metros del correcto ).

Y ya llegando al hotel, en la recepción y en el restaurant, entré en contacto con la realidad de las nórdicas blondeses.





Los dos siguientes días fueron intensos en horas de trabajo. Teniendo sesiones formales durante el día, e informales en bares ya bien pasada la tarde.





Entre los snacks en las reuniones no faltaron los arrollados de reno, que siendo el ganado local, termina siendo una parte bastante común de la dieta. El sabor, en preparación como fiambre, es bastante similar al jamón crudo.



El clima no era de lo mejor. Pero al igual que en Holanda, no me podía quejar del transporte.



Para conocer Helsinki durante esos días tenía que desayunar bien temprano y salir a caminar antes de la salida del sol, y luego cuando ya había oscurecido (A esta altura del año comenzaba a oscurecer después de las 4 PM)




Los finlandeses con los que interactúe se mostraron muy amables, atentos y generosos; pero ciertamente mucho mas reservados en comparación a los holandeses, quienes habían sido mis previos anfitriones.

Como era debido, una de las noches fuí a comer a un restaurante finlandés a probar los platos típicos.





De entrada pedí reno con queso de cabra. Me sorprendió que el vino recomendado para ese plato era de una bodega argentina.




En ese restaurant, que tenía una impresionante oferta internacional de vinos ...


... no pedir algo alcohólico parecía una ofensa. Finalmente pedí sólo una sidra de pera ( que estuvo excelente)

Alguien que cenaba conmigo, al ver como terminaba mi plato de reno, me decía entre risas: "Cómo le explicarás a tus chicos que este año Santa Claus no llegará porque te comiste uno de los renos?" Sin contestar, yo miraba a esta persona reirse mientras se comía las bolas de un alce preparadas en ensalada.

Complete el menú con un plato de Perch, un pez local de agua dulce, y una tarta de blueberries con helado.

Normalmente, a esta altura del año tendría que haber encontrado nieve. Pero desde hace un par de años, la nieve en Helsinki ha comenzado a llegar más tarde, como consecuencia del calentamiento global. Me contaron que en pleno invierno todo el mar se congela y es posible caminar sobre el hielo hasta las varias islas cercanas. Debe ser una experiencia impresionante!.


En el baño de mi habitación me encontré con algo que nunca había visto en ningún otro lado. La ducha tenía 2 comandos, a izquierda y derecha, uno para controlar el flujo de agua y otro para controlar la temperatura. En realidad esto es la situación ideal desde el punto de vista de diseño, pero me llevó un rato darme cuenta que estaba sucediendo la primera vez que tomé una ducha.





También los migitorios en los baños públicos filandeses resultaron de formato novedoso...



... sobretodo porque ocupan el mismo lugar que un inodoro sin ser multifunción.


El país tiene dos idiomas oficiales: Filandés y Sueco. Este último debido a que Finlandia estuvo bajo dominio sueco durante una parte de su historia.

Hasta el momento, yo tenía asociada la idea de palabras largas con el alemán. Pero el finlandés no se queda atrás. Qué tal esta?:

Epäjärjestelmällistyttämättömyydellänsäkäänköhän ( y la traducción es complicada, algo como “dudando: ni siquiera con su habilidad para no hacer algo no sistematico” )


Una de las costumbres de moda en el invierno finlandés es meterse hasta el cuello en el agua helada haciendo un boquete en el hielo, por unos 30 segundos ( algunos aguantan más ). Está lleno de clubes a los que se va a hacer esto. Los locales dicen que hace el cuerpo más fuerte y resistente, y que reduce el stress y las tensiones ( aunque no hay ninguna prueba médica o científica que lo avale )




No me habia percatado, hasta llegar aquí, que Finlandia tiene un impresionante entramado de lagos sobre una gran porción de su superficie. Tener una cabaña en los lagos para vacacionar y para los fines de semana parece definir el estilo de vida local.

Vale decir que los finlandeses tienen en general siete semanas y media de vacaciones al año. Una muy interesante ecuación !



Finalmente el sábado tuve la oportunidad de caminar durante horas la zona central de la ciudad, siendo bombardeado por intermitentes lloviznas.








Me impactó la arquitectura. Impresionantes bloques de departamentos con originales terminaciones y colores vivaces definieron el paisaje finlandés.








La dimensión y configuración de la calles, como así las las areas empedradas me hicieron recordar por un momento a algunas partes de Buenos Aires.





Pero antes de eso, bien temprano, me tomé un ferry hacia lo que es la principal atracción en Helsinki: (aunque en esta época del año, a esa hora, estaba bastante desierta). La antigua fortaleza marítima Suomenlinna, construída sobre varios islotes al frente de la ciudad.





Su interior es una ciudadela, la cual se encuentra rodeada de grandes murallas de piedra defendidas por cañones.





Entre varios de los artilugios defensivos me encontré con cámaras construidas en piedra con puertas de hierro, dentro de montículos de tierra. Me hizo acordar a las casas de los hobbits en el Señor de los Anillos. Supongo serían para refugiar a parte de la población en caso de ataque. No pude aguantarme la tentación y abrí una de las puertas.






Dentro existia la más negras de las oscuridades. Agarré mi mobile, lo puse en modo de linterna e inspeccioné el interior. Parecía sólo un cuarto de unos 4 por 3 metros completamente revestido de piedra. Decidí entrar … y … plafffff ¡!!. No había alumbrado hacia abajo antes de entrar. Me encontraba parado en una cámara inundada, con mis pies totalmente sumergidos en el agua, en una muy fría mañana finlandesa, y en una isla !!

Cuando volví al continente, no necesité ir al hotel de inmediato. Por alguna razón mis medias y zapatillas estaban funcionando como un traje de buceo húmedo, manteniendo una película de agua caliente alrededor de mi piel.

Más tarde camine la ciudad e hice el típico recorrido de iglesias y edificios gubernamentales








En algún momento, cuando pueda ordenarme, la selección de fotos de Helsinki estará en el siguiente hipervínculo:




De salida de Finlandia, compre paté de Reno para llevar a Australia (que está esperando para la mesa navideña) . Junto a este paté, tambien había paté de oso y de alce, otros dos animales locales típicos. Evidentemente estos alimentos eran legales, pero siendo animales silvestres, no quise contribuir a su consumo.


Dejé Helsinki el sábado a la tarde, rumbo a Barcelona


5 Comments:

At 12/12/2008 01:53:00 a. m., Blogger Alexandra Paola dijo...

se puede decir q tuviste una buena selección de delicias propias de allá.

 
At 12/12/2008 05:25:00 a. m., Blogger Nata dijo...

No se si anduviste por aca, pero el estilo arquitectonico se asemeja mucho al de Estocolmo y me encanta.

 
At 12/12/2008 07:45:00 a. m., Blogger Tegin dijo...

después de la tercer foto la narración pasó totalmente a un segundo plano...como puede ser que estos salames nórdicos se suiciden si todo el día ven pasar por la calle semejantes minas??? loco, así no se puede, no entiendo a la gente

 
At 12/12/2008 08:44:00 p. m., Blogger montse dijo...

Guille, y como llevabas que oscureciera tan temprano en esos paises nórdicos?
Es que para mi sería muy triste vivir con tan pocoas horas de luz.

 
At 12/15/2008 09:00:00 p. m., Blogger Guille dijo...

Montse, en realidad estuve sólo unos dias, asi que eso no afectó...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home