08 diciembre 2008

En Holanda



Llegué a Holanda un domingo a las 6 de la mañana, desde Melbourne, habiendo hecho una escala en Hong Kong. Tuve ese primer día libre, y luego me esperaban 3 días de trabajo.

Realmente, como estaba todo previamente organizado por mi empresa y por la empresa que me recibía, no me preocupé demasiado de los detalles. Cuando alguien me buscó en el Aeropuerto de Ámsterdam para llevarme al hotel, esperaba ver bastante de la ciudad durante el viaje. Pero para mi sorpresa fue un largo viaje en la dirección opuesta !!

Llegué a un hotel de lo que yo llamaría un barrio rural paquete, en un poblado periférico (De Bilt) a una ciudad al sur ( Utrecht ) y relativamente lejos de Ámsterdam


Desde el balcón de la habitación podía ver vacas, ovejas y mansiones.


Siendo que iba a estar lejos de Ámsterdam, y trabajando, no iba a ser posible visitarla otro día. Así que me refresqué después de más de 24 horas de viaje, y me fui a conocer la capital holandesa inmediatamente.
Las atracciones principales las constituyen el paseo por los canales que con un tramado muy intenso recorren Ámsterdam …


Sus pintorescas calles


Los museos….


Y sin duda alguna la zona roja, en donde el concepto de salir a mirar vidrieras toma una nueva dimensión. (Por supuesto que yo anduve por acá por una responsabilidad periodística para con el blog, no porque tuviera algún interés en andar mirando estas cosas )



Las chicas, detrás de sus ventanitas (y otras veces fuera de ellas ), intentan convencer a los transeúntes de pasar al interior, en donde en general tienen una cama en un recinto adornado con luces y espejos. Cuando alguien pasa, cierran la cortina y proveen el servicio a la carta, on-site, y ya se aprontan para el nuevo cliente.



En el Red Light District se pueden ver de todo relacionado con el sexo.


Abundan los espectáculos con actos sexuales en vivo,




Y los sexshops están en todas partes, muchas veces con el estilo de una boutique de moda, en donde la gente entra, revisa y compra sin ningún tabú. Y hasta pueden verse en su interior parejas entrelazadas en besos apasionados, provocando la motivación que finalmente definirá la compra.


Conocía la costumbre de las bicicletas como medio de transporte popular, pero me sorprendió de sobremanera la cantidad en las calles.


Hasta son muy comunes los taxi-bicicleta


Los estacionamientos de bicicletas en puntos centrales eran realmente impresionantes.




Y los grupos de ciclistas recorriendo largos trayectos, usando sus sendas exclusivas, bajo la rigurosidad climática del frío otoño fue ciertamente llamativa.



Yo tuve la suerte de transportarme durante toda mi estadía con mucho más confort.



Después de ese día en Ámsterdam, estuve recorriendo varias ciudades del sudeste holandés, ya esta vez por trabajo. Y la verdad es que el país es tan chiquito que se puede estar en cualquier lugar en un rato de auto.


Estuve en las ciudades de Utrecht, Gorinchem y Rhenen. Fueron días de trabajo más largos de lo que pensaba, y con el cambio de horario todavía fresco ( me corrí 10 horas hacia atrás), fueron bastante duros de resistir.



Así como la arquitectura en Ámsterdam es bien vieja, las demás ciudades visitadas presentaron un estilo completamente diferente, fresco y atractivo



Otra cuestión llamativa fueron los terribles embotellamientos en las rutas, los cuales duran por horas. El hecho de que es un país tan reducido geográficamente, hace que la gente viva en una ciudad y trabaje en otra. Pero cuando todos salen en sus autos hacia o desde el trabajo, se arma un terrible atasco. Y así la pobre gente invierte 3 horas diarias en su ida y vuelta al hogar.


Los anfitriones fueron excepcionales, y me dejaron la más cálida impresión de la hospitalidad holandesa. Estuvieron en todos los detalles y resolviéndome todo de la mejor manera. Pero la verdad es que me falto tiempo y/o libertad para hacer los recorridos que a mi más me gustan: por mi cuenta y fuera de la ruta tradicional.


Me hablaron muy bien de Máxima, la futura reina de Holanda (que es argentina). Evidentemente es muy querida. Y los restaurantes argentinos inundan Ámsterdam.




En algún momento, una selección de fotos de Holanda se encontrará en el siguiente hipervínculo:


Fotos Holanda


Finalmente, una costumbre que desconocía, es que en Holanda las mujeres saludan a los hombres, y entre si, con tres besos alternados de cachete ( O al menos eso me hicieron creer )

4 Comments:

At 12/09/2008 03:08:00 a. m., Blogger Alejandro dijo...

Hola Guillermo! Pues quedará esperar unas vacaciones con Patricia en que puedas tomarte más tiempo y conocer un poco más de Europa, no? Saludos!

 
At 12/09/2008 04:42:00 a. m., Blogger montse dijo...

Que bonitas fotos de holanda. Yo quedé encantada con su arquitectura, quiza por ser tan diferente a la de mi pais. Roterdam sin embargo no me parecio una ciudad holandesa, es como la más moderna.

 
At 12/09/2008 10:37:00 a. m., Anonymous Alejo dijo...

Que bueno ver en mi Google Reader que habí aun post tuyo.
Y que onda la zona roja?

 
At 12/10/2008 01:23:00 a. m., Blogger Alexandra Paola dijo...

:D ... :D

Q buen comienzo de viaje!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home