14 febrero 2009

Ido con el viento

Actualmente estoy intentando desarrollar un poquito más mis habilidades naúticas. Además de mi licencia de buceo...


y los paseos en mi kayak ...



... este verano me asocié en un club naútico a 10 minutos de casa, y empecé a recibir entrenamiento para navegar veleros.


Así que todos los sábados, desde bien temprano hasta el mediodía, aprendo como gobernar correctamente un velero categoría pacer. Este es un velerito chico, de 2 velas, que necesita de 2 tripulantes, pero que eventualmente puede transportar hasta 4 personas.



El curso tiene una parte teórica, y bastante práctica.





En realidad los conceptos no son difíciles, sobre todo si se tiene oportunidad de ejecutarlos en la práctica inmediatamente.


La real parte difícil es acordarse todos los términos marinos y las partes del barco, que ahora están en inglés. La coordinación entre tripulantes para las maniobras depende de la precisión de los terminos, y cada cable, cada soga, cada tabla tiene un nombre distinto.






En realidad yo hago un poco de trampa ( que no ayuda al aprendizaje ciertamente ). La actividad la hago con Pablo ( argentino y amigo, conocido antes de que salieramos de Argentina casi al mismo momento ).


Así que en vez de las instrucciones entre tripulantes usando términos formales, nosotros usamos: " vamos pa´ya", " agarrá el cable ese", "guarda con la cabeza", " uy boludooo, casi le damos al arrecife".


De cualquier manera el instructor nos acompaña bastante, así que tenemos que cambiar al modo formal.


Lo interesante desde el punto de vista intelectual, que en realidad no se explica en este tipo de curso, y que en general nadie se pregunta demasiado sino que se asume, son algunas cuestiones físicas que en general son anti-intuitivas.


Por ejemplo, es claro que un velero puede ir hacia adelante si el viento empuja de atrás. Pero no es tan claro como se puede navegar casi en contra del viento. En navegación se asume que en determinada configuración de las velas, el viento "tira" desde donde sopla en lugar de empujar.



Otro ejemplo de estas cosas que requieren recurrir a la física minuciosa para encontrar una explicación, es el caso de los nuevas tecnologías en trimarans, que usando velas rígidas, pueden desplazarse a mayor velocidad que el viento, cuando el viento es lo único que utilizan como fuerza de desplazamiento.





Así que además de divertirme y disfrutar del mar, tengo un buena excusa para volver a leer un poco de física nuevamente.



3 Comments:

At 2/15/2009 10:31:00 a. m., Blogger montse moro dijo...

Ay Guillermo,cuanto me he reido leyendote.
Como no aprendas las palabras tecnicas solo vas a poder navegar nada más que con tu amigo.
Te lo dice timón loco, que hundió un barco en el periodo de aprendizaje y tuvieron que venir los buzos a sacarlo. Asi que caza foque y ciñe vela para llegar rápido.

 
At 2/15/2009 12:22:00 p. m., Blogger Juan dijo...

Realmente te lo aconsejo.. soy timonel hace un tiempo y el poder navegar a velo es lo mas de lo mas.. estas vos y el viento.. yo siento como si fuera parte de la naturaleza.

 
At 2/15/2009 01:04:00 p. m., Blogger Alexandra Paola dijo...

Yo quiero...
Tienes foto dentro del agua ???

Luego paso con más calma.
Saludos,

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home