29 marzo 2009

La Kargentina

Imagen: McMundo

Alguna vez escribí que cuando asumió E. Duhalde como presidente de Argentina terminé de darme cuenta que me tenía que ir del país. Obviamente era sólo una gota en un vaso lleno de razones para emigrar, pero era una gota que pesaba. Simplemente no podía vivir en paz en un país en el que el presidente me daba vergüenza. Me merecía algo mejor (y como también expliqué varias veces, no sólo por el presidente en si, sino por el país que lo producía. Y no por una situación de corto plazo como lo es una presidencia, sino por lo que ese síntoma demostraba de que iba a suceder en el largo).

Luego, cuando ya estaba en preparación del proceso emigratorio, Kirchner (justamente presentado por Duhalde) apareció para el país como un mal aceptable antes de darle otra presidencia a Menem.

En ese entonces yo trabajaba en unos de los bancos más importantes de Argentina, y esta empresa, ante la aparición de Kirchner en el horizonte político, contrató a una consultora especializada para que hablara a sus ejecutivos respecto de que podía suceder con el país y con la economía en manos de N. Kirchner.

El análisis presentado estaba basado en su historia política, sus ideas, su personalidad, su entorno y en todos los factores que estaban a mano para poder desentrañar un posible futuro. La conclusión de aquél estudio decía que Argentina iba a tener una buen momento como consecuencia del rebote inevitable después de tan dramática crisis en el 2001, fuera quien fuera el presidente. Pero aparte de eso no había demasiados elementos a la vista para que Kirchner pudiera agregar algo muy positivo por mérito propio.

A este pronóstico inicial se le sumarían 2 factores críticos:

- Como primera medida la línea de pensamiento del “loco” (como le dicen por ahí ). Kirchner trajo una pesada carga de ideología de la vieja izquierda (anti-mercado, populista, intervencionista, demagoga, orientada a masas no pensantes). Ya de por si la “ideología” es problemática, porque implica un estilo confrontativo. Y la línea de pensamiento de la vieja izquierda es siempre una bomba de tiempo: promesas de bienestar y distribución de riqueza para el pueblo, y luego sólo humillación y deterioro ( pero beneficios para el que reparte y sus amigos, por supuesto). No debería ser difícil de entender que ese modelo jamás puede producir un beneficio, si se entendiera un poco de los principios básicos de la naturaleza humana, y de cómo funcionan la economía y los sistemas sociales en general. Hay una lógica inevitable entre acciones y consecuencias, pero la romántica idiotez sólo toma la ridícula promesa y no piensa más allá ( en general porque no puede ).
Así que indefectiblemente cuando esta línea de pensamiento (o de ausencia del mismo) toma control de un estado, desde mi punto de vista, hay dos opciones posibles: A) las ideas de izquierda se reemplazan por ideas modernas, el socialismo se convierte en estrategia secundaria como red de soporte, y la izquierda queda solo en el nombre. O B) el modelo destruye sistemáticamente todos los incentivos para la generación de riqueza, se hace insostenible y luego explota. Los K obviamente son línea B en su estado más puro.

- Como segundo factor, a la falta de falta de habilidades, se le sumó la ausencia de valores. Ignorancia, prepotencia y corrupción son definitivamente un cóctel explosivo.

Ciertamente yo no había sospechado todo. Pero nada demasiado bueno había por esperar. Y lamentablemente la realidad fue peor que el pronóstico.

Desde entonces seguí mirando a Argentina, que dejó de tener influencia real en mi vida, pero que sigue siendo un inevitable lazo emocional.

Y como escribí de tanto en tanto durante todos estos años, cada medida tomaba por la administración K, fue sólo una tremenda burrada, acelerando ignorantemente la explosión del “modelo” que ya estaba muerto antes de nacer.

Pero que algo sea cierto y que sea evidente son dos cosas muy distintas. Sólo el tiempo hace converger estas características. Y durante estas últimas semanas fue muy claro para mi que la evidencia ocupó el centro de la visión en Argentina. En general leo las notas de política y economía de Argentina, de aquellos periodistas que me son una referencia válida.

Joaquin Morales Solá, del diario La Nación, dijo entre varias notas de estas semanas:

"Cuestiones básicas de la educación, la salud o la seguridad son postergadas porque no hay plata para financiarlas. Los funcionarios susurran, miedosos, esas miserias. El despilfarro kirchnerista de más de cinco años está pasando su inevitable factura..."

"Es ya inagotable la capacidad de Kirchner para crear innecesaria tensión. Para peor, cuando los Kirchner retozan en tribunas de vida o muerte son potencialmente peligrosos para cualquier noción de la armonía social....Cristina Kirchner intentó prender la mecha de eventuales enfrentamientos sociales. Los maestros no podrán cobrar por culpa de los productores rurales , dijo."

"La violencia es, a veces, una construcción lenta de palabras y de gestos. La Argentina camina hacia ella"

“Otro foco de potencial conflicto es el de la creciente pobreza, un problema que ni siquiera ha sido asumido en su real dimensión por el Gobierno…. El Indec está convirtiendo a la Argentina en un país con datos más falsos que los más pobres y retrasados países de Africa. El jefe de la Iglesia argentina, el cardenal Jorge Bergoglio, denunció hace poco en Roma, ante el propio Papa, el "escándalo de la pobreza y de la exclusión social" en el país.”

“Inseguridad. Pobreza. Conflicto perpetuo con el campo. Aparición de innominados provocadores en escenario cargados de tensión. Hombres amenazados en medio de un litigio con el Gobierno. Discursos oficiales, sobre todo los de Néstor Kirchner, que destilan ráfagas de confrontación y de violencia.... El cuadro por sí solo es la definición misma de una paz social seriamente alterada.”



Roberto Cachanosky, uno de mis más preciados profes de mi Master en Economía:

" en todos estos años pudieron manejar el presupuesto a su antojo, prohibir exportaciones, incrementar retenciones, confiscar ahorros, estatizar empresas inviables, crear empresas estatales que no operan, controlar los precios y demás medidas intervencionistas. Tuvieron la mayoría necesaria en el Congreso para poder arrasar con la economía sin ningún tipo de obstáculos"… "Kirchner ha sido una máquina de destruir sectores productivos. "

Mariano Grondona, de La Nación, decía:

Hay dos culpas concurrentes por el auge de la delincuencia. Una es la impunidad y la otra es el deteriorio social. En la raíz de ambas gravita sin embargo una sola causa principal: la inacción del Estado.


Vargas Llosa, un gran intelectual latinoamericano, decía:

"Cristina Fernández es un desastre total. Argentina está conociendo la peor forma de peronismo: populismo y anarquía. Temo que sea un país incurable",


Y por otro lado, me llegaba el mensaje de la gente que conozco, que no escribe en los diarios pero que vive en la Kargentina. Como por ejemplo Yanina, que hace algunos dias me decía:

"Estimado Guille:
Escribir acerca de la realidad económica y social que estamos viviendo hoy todos los argentinos que habitamos estas tierras, es demasiado complejo ...
… está todo patas arriba, como la canción de Maria Elena Walsh..somos el reino del revés.
… cada día es peor que el anterior...
... BASTA YA de vivir asì, que alguien se apiade de nosotros y de alguna manera ponga fin a este calvario. "


O quizás la más preocupante evidencia es el cambio de discurso de alguna gente muy cercana a nuestros afectos, que siendo afectada y dólida por nuestra partida, siempre negaron que Argentina tuviera problemas, ya que reconocerlo implicaría una contundente demostración que nuestra decisión fuera la correcta, y por ende definitiva. En estos dias, la confesión fue: “esto es un desastre”

Y así están las cosas. Los sectores productivos destruidos, la inversión desaparecida, los pobreza extendida, la deuda impagable, la corrupción impregnada hasta la médula, el país en permanente clima de violencia y estrés, en el mundo la imagen de un país de cuarta, y el futuro plagado de nubarrones. Un gran mérito del gobierno K.

Nada ha mejorado, con excepción quizás de la cara de la reina.



Y ahora con un país en pronunciado declive, el último manotazo de los Kirchner fue adelantar las elecciones legislativas, para así poder intentar conservar poder antes que el cantado desastre sea mayor.

Imagen: The Economist



Ya se que la lógica no se aplica en estos casos. Y pensar que estos personajes actúan con el objetivo del bien común sería propio de un total ingenuo, pero no puedo evitar preguntarme: "Si teniendo todo el poder, hicieron solo mamarrachos y destruyeron sistemáticamente todo, para que quieren mantenerlo?."

La única esperanza para Argentina es lograr que este tipo de gente no establezca la dirección ni la estrategia nunca más. ¿ Será Argentina todavía capaz de eso ?

14 Comments:

At 3/30/2009 01:11:00 a. m., Anonymous Alejo dijo...

Guillermo, no se si conocerás estos 2 blogs pero te los recomiendo, al menos vas a reirte a distancia de la tragedia.
http://todosgronchos.blogspot.com/
http://relatodelpresente.blogspot.com/
Un abrazo.
Alejo.

 
At 3/30/2009 07:53:00 a. m., Blogger doble visión dijo...

Jaja... viendo las fotos de la susodicha, hay que reconocerle que cuida laimagen, aunque creo que la de la izquierda es la hermana mayor de doña KK.

bueno, espero que hayas ido a ver la F1 y postees algunas fotos.

marcelo

 
At 3/30/2009 01:20:00 p. m., Blogger Saccopharynx dijo...

Hola Willy,

Respondiendo a tu pregunta al final del comentario, sostengo que hoy Argentina no es capaz de producir nada bueno, y mucho menos la completa abolición de estos intentos de gobernantes, o también parásitos, por qué no?, los cuales están metidos en el gobierno por décadas.

Cuando finalmente mueren, no lo hacen sin dejar la herencia política a las nuevas generaciones que son iguales o peores que ellos. Es un círculo vicioso compuesto de eslabones a los que se los puede denominar "eternos clanes políticos"...

En mi opinión, Argentina no puede evitar que estas personas gobiernen el país por dos simples razones:

1) Todos los políticos en Argentina son iguales en cierta forma:

* Ninguno es confiable.

* Todos prometen antes de llegar al poder y después se lavan las manos, recargando la culpa a terceros.

* No existe un sistema político. Cada partido tiene lo que ellos consideran ser una política cuyo primer objetico es destruir o contradecir lo que dice el partido contrario. O sea, no hay un bien común.

En definitiva, se vote a quién se vote, es más de lo mismo.

2) El pueblo argentino necesita un cambio total de mentalidad, aspiraciones y autoestima en lugar de hacer cacerolazos. Lamentablemente, dicho cambio es muy difícil de lograr debido a que hoy por hoy veo tres principales grupos de personas en aquellas tierras:

A) Las dominadas por los políticos las cuales son compradas con un vino antes de las elecciones. Desafortunadamente el número de estas personas crece dramáticamente. Cambiar esto va a llevar largas décadas y el único medio es educando. Sin educación no se puede aportar nada para un cambio.

B) Los resignados totales, como mis abuelos y padres que dicen, "...y bueno....es lo que nos tocó...qué vamos a hacer?". Con esas ganas de vivir y ese conformismo, tampoco se produce un cambio.

C) Los que están ahorrando para embarcarse en Ezeiza, hartos de ser fornicados, bastardeados, y basureados por los sucesivos y patéticos gobiernos. Comparto de forma total la postura de esta gente. Cuando iventaron el famoso "corralito" para robar los ahorros de un pueblo entero, pasé a formar parte de este grupo y gracias a Dios, hoy veo todo lo que pasa desde afuera.

Básicamente lo que quiero decir, es que en Argentina quedan muy, pero muy pocas personas capaz de producir un cambio de tal embergadura, y dicho número de personas es tan insignificante comparado con el de las que tiran para el lado opuesto, que todo lo que hagan resultará en vano.

Con este pensamiento alguien podría decir, entonces Argentina tocó fondo para seguir ahí eternamente? No lo sé, dicen que los milagros existen, pero vida hay una sola y hay que vivirla, y lamentablemente en Argentina no se vive, sino que se sobrevive como se puede. Por tal razón, decidí buscar un horizonte más esperanzador en lugar de quedarme a ver si el milagro se produce.

CJ.

 
At 3/31/2009 12:22:00 a. m., Blogger Gera dijo...

Que jodido, a esta altura no creo que Argentina este lo suficientemente evolucionada para poder cambiar toda esta movida politica que aparece por ahí.

 
At 3/31/2009 04:36:00 a. m., Blogger Minnett dijo...

GUAO... estoy realmente sorprendida de la similitud de todos estos relatos a la realidad venezolana!!! Pareciera que cada comentario lo ha escrito un ciudadano doliente de este, mi pobre país rico...

Me identifico tanto con lo que comentas sobre las opiniones de familiares y amigos respecto a la decisión de emigrar. Lo mismo nos pasó a nosotros cuando iniciamos el trámite, con la diferencia de que todo ha empeorado tan dramática y aceleradamente en el último par de años, que aún no nos hemos marchado y ya nuestros allegados nos preguntan con cierto desespero: "Bueno, y cuándo es que se van a ir de esta locura???" "Qué? todavía no les han dado respuesta? Pues que se apuren!"

Pareciera, entonces, ser una de esas virosis tan populares hoy día, que ha ido infectando a varios países de latinoamérica, no? Aquí solemos decir que el problema es "el rancho en la cabeza" de muchos (la mayoría), todo un compendio de ignorancia, desidia, egoísmo, resentimiento, ventajismo, corrupción, etc. Y eso, hay que concluirlo, requiere más de una generación con empeño y perseverancia (y sin equivocaciones) para superarlo. Por lo cual, si queremos vivir con calidad esta vida que nos queda, debemos mudar nuestro destino a otro lugar...

 
At 3/31/2009 04:38:00 a. m., Blogger Minnett dijo...

Ah... olvidé escribir que si tú titulaste "La Kargentina", yo titularía "La Chavezuela"... qué patético!!! Qué tristeza...

 
At 3/31/2009 06:40:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Desde hace algunos años sostengo de México a Argentina, es decir, todos los mal llamados Latinoamericanos, porque en realidad somos americanos también... padecemos de los mismos vicios, de los mismos problemas, de la misma "mala clase" política, en fin... y veo que las mismas razones que tengo en mi mente para decidir a emigrar, son las mismas de argentinos, peruanos, venezolanos, mexicanos y ahora yo... un ecuatoriano que también está cansado de lo mismo y lo mismo.. ojalá y también pueda alcanzar esa estrella en Australia.. Santiago, Ecuador

 
At 3/31/2009 03:28:00 p. m., Blogger Efra dijo...

Mi acentuado acento (valga la redundancia) hace que cierta gente pregunte de donde soy. Como bien sabes, he vivido en muchos lugares de latinoamerica, pero si bien naci en Uruguay, vivi la mayor parte de niñez-juventud-adolescencia en Venezuela y parte de mi vida adulta en Argentina, cuando alguien me pregunta de dónde soy trato de ser ligero en la respuesta y digo Uruguay…Como bien sabes, me esposa (argentina por donde se la mire) le cuesta mucho quedarse callada y cuando simplifico diciendo soy de Uruguay ella enseguida acota “no, también es de Venezuela o de Argentina”…con lo cual la respuesta tengo q terminar ampliándola diciendo: “lamentablemente es todo la misma mierda…”
Kirshner, Chvez, Correa, Morales, etc. Que diferencia tienen? Mi pregunta es tan ingenua como la tuya y se contesta con la misma frase anteriormente expuesta.

 
At 4/01/2009 01:06:00 a. m., Blogger Alexandra Paola dijo...

hola Guille,
he leido este post varias veces y aún no me animo a comentar del tema..

Espero q tu y tu familia estén muy bien.

saludos,

 
At 4/01/2009 04:02:00 p. m., Anonymous Rubén dijo...

Hola Guille y Flia:
Acabamos de leer el post, y la verdad es que nos nace desde lo más profundo responderte y unirnos a esa cadena de gente que te dice que esto es el mundo del revés, nosotros nos contactamos con vos hace un tiempito porque estamos pensando en irnos, en huir, con todo lo que eso duele, pero esto es invivible, a mi lo único que me sostiene son mis tres hijos pequeños,mi esposa y la decisión y las ganas de darles un futuro mejor.
Te agradecemos muchísimo tus posts, son espectaculares (aunque demuestren nuestra triste realidad)
Saludos y espero sigamos en contacto
Rubén

 
At 4/01/2009 04:24:00 p. m., Anonymous Helena dijo...

Hola Guillermo,
Tal vez encuentres esto interesante. Creo una vez haberte comentado que yo deje Argentina en 1964 porque las cosas andaban mal...

http://www.infobae.com/contenidos/438616-101275-0-Conmovedor-mensaje-los-argentinos

Helena

 
At 4/01/2009 11:35:00 p. m., Blogger Gabriela dijo...

hola Guille..que gran post te mandastes. Te felicito. No te caen bandadas de ciberK luego de publicar esto, tratando de convencerte de "sus verdades absolutas"?..aqui en Arg. es OTRO mas de los males que tenemos que padecer...bueno, te publique en mi blog hoy. Un cariño grande.
Ga

 
At 4/26/2009 11:32:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Leí varias veces tu blog en el año 2006, cuando estaba viviendo afuera de Argentina. Desde que volví a principios del 2007 no lo leía. La verdad es que me parece un análisis bastante pobre el que haces, tanto a nivel económico como político. El hecho de que Grondona sea uno de tus periodistas de referencia habla por si solo (para poder hacer una crítica democrática a la democracia hay que ser un demócrata, Grondona nunca lo ha sido). La verdad es que este gobierno ha cometido muchisimos errores, tal vez demasiados. Pero tu lectura conceptual acerca de los que son las ideologías es chata como la Pampa Húmeda y, por cierto, tiene una tendencia ideológica muy marcada. Muchos de los errores que posee el sistema político-social argentino son estructurales y no surgieron (lamentablemente tampoco van a desaparecer) con este gobierno, necesitan de un proceso de cambio que debe surgir de la sociedad en su conjunto. Por último, quería comentarte que el concepto de "masas irracionales" es decimonónico, ya desde principios del siglo XX los grandes teóricos de la política observaron que toda democracia conllevaba necesariamente un grado de irracionalidad... pero tu crítica es otra vez "demasiado ideológica"

 
At 4/26/2009 12:26:00 p. m., Blogger Guille dijo...

Anonimo:

Si tenés una crítica para hacer, primero ponele algo de huevos. El nombre por lo menos.
Y si tenés una crítica para hacer, ponele algo de luz, no solo sombra.

Si lees de nuevo te daras cuenta que:

1) Yo no estoy haciendo una critica democratica a la democracia.

2) Yo no dije que esto comenzó con los K. Y fui extremadamente claro con eso. Simplemente diciendo que es mas de las misma (o peor) merda.

3) El concepto de masas irracionales es decimononico, o es estructural? En que quedamos.

Y finalmente, la mia no es una exquisita, imparcial, brillante opinión. Es simplemente mi opinión.

Salute

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home