30 enero 2009

Melbourne Caliente



La ola de calor en Melbourne está siendo más agresiva de lo esperado, y hoy se rompió un récord al haber tenido durante 3 días consecutivos, temperaturas máximas por encima de los 43 grados ( al menos respecto de los últimos 150 años que es el período del que se tiene registro.






Realmente está siendo muy duro para la gente del tenis...








Y la ciudad se defiende como puede ...








Si entendí correctamente, los consejos para sobrellevar estas temperaturas son:

- Use ropas lo más ligeras posible, y despréndase de todo lo no estrictamente necesario.

- Use sombrero.




- Si no puede refrescarse sobre las playas ...





- Al menos acérquese a una piscina.




- Mantengase correctamente hidratado



- Y descanse en lugares con buena circulación de aire.


27 enero 2009

Cuando calienta el sol

En este momento, en Melbourne, se está viviendo un verano especialmente caliente.

Ciertamente para desgracia de todos los participantes del Australian Open.



Y que se hace en Melbourne cuando calienta el sol?.
Las opciones son refugiarse en ambientes con aire acondicionado o escaparse a la playa en cada oportunidad disponible. Nosotros pertenecemos más a este último grupo.
Y estos días en particular, son como una vacación extendida, ya que los chicos no han vuelto al colegio todavía, y yo, para no hacer una vuelta al trabajo muy abrupta, usé días de vacaciones para hacer 3 fines semanas largos consecutivos luego de mi regreso de vacaciones. Así que la playa está a la orden del día.

¿Y a dónde vamos a la playa?

Primero ubiquémonos. Esta es la bahía Port Phillip. El punto violeta es el centro geográfico de Melbourne. En el punto rojo, a unos 15 kilómetros del anterior, vivimos nosotros. Todo el interior de la bahía posee aguas calmas, habiendo que irse más allá para poder acceder a olas.



Cuando se trata de hacer una escapadita rápida como para un chapuzón, en general después del trabajo, el lugar al que vamos es el punto (1), a 6 km de casa.



Cuando vamos por el día, en general nuestra preferencia es el punto 2, a 8 Km, que incluso por estar en el mismo council que nuestra casa, nos permite estacionar gratis sobre la playa.




Pero, de tanto en tanto, cuando vamos por un día bien largo, intentamos organizar con amigos ir a algún lugar más lejano.

Por ejemplo, a 87 km de casa se encuentra Geelong, el punto (3) del otro lado de la bahía.





O a Sorrento, el punto (4), a 87 km también.




O a Mt Eliza, el punto (5) a 31 km.




O como este fin de semana pasado, que le tocó a Mt Martha, punto (6), a 44 km.







Y en este clima lleno de sol y playa, no puedo dejar de saludar a Luli Oliveto, que desde mis pagos, Mar del Plata, se coronó Miss Reef 2009. Qué Suerte !!!




24 enero 2009

Nombrando un gato

No pasó mucho tiempo antes de que adoptaramos una nueva gatita; sin intensiones de reemplazo por supuesto, pero para llenar parte del vacío dejado por Sarah.

Fuimos al lugar del gobierno en donde se recogen los animales abandonados y perdidos, y en donde se tratan de entregar en adopción o finalmente se sacrifican. De ahí nos fuimos con una gatita de 3 meses, desexada, con microchip y vacunada.



Apenas llegó a casa me puse a pensar como decidir un nombre entre 5 personas. Tenía experiencia con nombres de bebes, pero siempre fue una simple negociación entre 2. Así que decidí improvisar rapidamente un algoritmo que fuera balanceado y que representara bien el gusto de todos.

Tomé la pizarra que uso para estudiar con los chicos al living, todo el mundo se ubicó en el sillón, y comenzo el proceso.

Después de un tiempo para pensar, cada uno propuso y defendió los 4 nombres que más le gustaban. Con eso obtuvimos los primeros 20.


Luego, en la segunda ronda, cada uno debía elegir 3 de la lista total, pero excluyendo a los propios. Con ello, con repeticiones, la lista se redujo a 12.

En la tercera ronda, cada uno debía elegir 2 nombres. Uno que ya hubiera propuesto o votado anteriormente y uno que nunca hubiera elegido anteriormente, resultando de esto - anulando repetidos - 6 nombres.
Una nueva ronda permitía a cada participante distribuir 2 votos libremente sobre esos 6.

Los 4 nombres más votados pasaron a la siguiente ronda, en donde cada uno otorgaría 2 puntos al nombre que más le gustara, y un punto al segundo en preferencia.

Los 2 más votados llegaron a la final, que se decidiría por un voto simple. Lilly ganó a Lola por 3 votos a 2.




Así que Lilly es el nuevo miembro de la familia.



Sorprendentemente, esa misma noche, un gato callejero apareció en la puerta de casa. (Vale aclarar que en donde vivimos es muy extraño que un animal sin dueño - sin microchip, sin medalla y sin registro con el gobierno - pueda sobrevivir en las calles mucho tiempo )

Con desconfianza pero con curiosidad se fue acercando a las chicas hasta que finalmente comió de sus manos. Y obviamente ya lo querían pasar para adentro....





Veremos que pasa ...




21 enero 2009

El día más triste

Estos días nuestra casa ha estado envuelta en una profunda tristeza y en un angustiante desconsuelo.
Sarah, la gatita que recogimos de la calle hace un año, y que pasó de ser un gato abandonado, arisco, maltratado y desconfiado a uno de los mas dulces y mimosos animales que he conocido, falleció.


El lazo afectuoso que se establece entre una mascota y una familia es algo que siempre me sorprende por lo intenso y lo profundo. Y siempre que hemos tenido mascotas, la gran preocupacion fue que sucedería en nuestras ausencias por vacaciones. ¿Cómo explicarle a un animal que solo será una ausencia de unos pocos días?

Nuestra perra en Argentina, después de una vacación la encontramos con su pelaje devorado por hongos, aun siendo atendida por un veterinario. En otra vacación pasó de tener su pelaje intensamente negro, a mayormente blanco, habiendo encanecido totalmente por el stress en sólo pocos dias.

Esta vez sucedió con nuestra gatita, aún habiendo tomado todas las precauciones para que estuviera muy bien cuidada y mimada.

Sarah no resistió nuestra falta. Un cáncer que nunca se había manisfestado antes, o que quizás no existía, la fulminó durante nuestra ausencia. Lo que parecía una depresión y su habitual holgazanería, era en realidad eso y mucho más. No facilmente detectable al ojo de un extraño.

La única razón por los que los chicos querían volver a Melbourne, era para reencontrarse con su gatita, de la que recibían fotos a través del mobile casi a diario. Sin ninguna sospecha de lo que estaba pasando, al llegar la encontramos en una muy delicada situacion física, y un rápido chequeo especializado determinó lo peor.

Y sólo alcanzó a pasar un día más con nosotros, casi sin comer. Y durmió, por última vez, respirando con dificultad, una noche mas acurrucada dentro de la cama de Mica.

A la mañana siguiente, una veterinaria nos ayudó a despedirla antes de que comenzara a sentir dolor. Pero el dolor golpeó sin piedad a todo el resto.


17 enero 2009

Vacaciones en la costa



Como contaba en el post anterior, haciendo coincidir con una porción de las vacaciones de los chicos, ...









... me tomé más de un mes de vacaciones, y algo parecido hizo Patricia. Aprovechando la oportunidad de estar libres todos juntos nos fuimos de camping a la costa de Nueva Gales del Sur ( o New South Wales, que es el estado del que Sydney es capital )


La idea era primero conocer la Costa Zafiro, ...



... que es la costa sur de NSW, y luego llegarnos cerca de Sydney, para que algún que otro día pudieramos acercarnos a la ciudad y los chicos pudieran visitarla por primera vez.




Así que planeamos dos paradas principales: Pambula Beach, equidistante entre Melbourne y Sydney; ...




... y Umina Beach, 80 kilómetros al norte de Sydney.



La vuelta, que sucedió ayer, serían 1000 kilómetros de un saque hasta casa.




Ya que el camino iba a ser largo ( las rutas en Australia son lentas por las muy bajas velocidades máximas - pero seguras -; además de que me tocaba atravezar algunas partes montañosas ), decidí preparar bien el interior del auto recurriendo a la electrónica. Lo primero fue manejar con un GPS y liberar a Patricia, en su rol de copiloto, de su permanente pelea con los mapas. Esta vez sólo cebando mate y cambiando CDs de música, todo fue armonioso. Además compré inversores de 12V continúos a 240V alternos, divisores para audio, y varias cosas más. Llevé dos notebooks, mp3 players para todos, una buena provisión de películas en DVD y juegos electrónicos. Lo importante era mantener a los chicos entretenidos durante largos períodos de viaje.

Así que entré la KIA al fondo de casa, monté todo el equipo de camping en el techo, le simplifiqué la configuración de las butacas para dejar más espacio interno, cargué la ropa y la comida adentro, y nos fuimos.



Teníamos reservas en complejos de camping sobre el mar ...





con buena infrastructura de piletas.




Nosotros llegamos con nuestros típicos 3 ambientes.



Así que descansamos mucho, y tuvimos mucho tiempo para jugar en el agua.

















También hubo mucha timba.




Y como siempre en el juego, están los que ganan...





... y los que pierden .


Los complejos en los que estabamos tenían cine abierto, pero por las noches también había sesión de cine en nuestras carpas.





Lo que no faltó es la fauna silvestre. Estuvimos inundados de canguros y todo tipo de aves, que recorrían el campamento en busca de sobras de comida.








Y lo que no voy a perdonar es a esos dos canguros, que no se cómo, aquél día a las 6 de la mañana abrieron el cierre de mi carpa y se comieron las medialunas para el desayuno. Cuando me desperté por el ruido, ya era tarde...


Estando en Umina nos hicimos tiempo para pasear en Sydney.










En las comidas, en donde todo el mundo participó, hubo mucha preparación fácil: hamburguesas,...




panqueques, ...



y sandwichs.





También hubo mucho tiempo para mimos, ...







... para disfrutar la naturaleza, ...








... y hasta para despuntar el vicio por la velocidad.





Hasta hubo festejo de cumpleaños y todo, con los 9 de Florencia.




Tengo demasiadas fotos que ordenar y más cosas que contar, lo que ya haré.

También quedé a mitad de camino con mi relato europeo. Me queda en el tintero la mitad más interesante: París, Roma, Berlín y Londres.


Y hoy también encontré en mi sistema de correo electrónico quichicientos emails que de a poco intentaré responder. Y ni quiero imaginar la cantidad que me espera en la oficina, que por supuesto no voy a chequear hasta que me presenté ahí el próximo martes por la mañana.