31 julio 2009

Verano en Invierno

Para resaltar contrastes, finales de Julio es un excelente momento para publicar las fotos de las vacaciones del último Enero. (O al menos es una buena excusa para disimular el atraso con la administración de mis fotos )


Acá estan la mayoría de las fotos de nuestro camping en la costa de New South Wales:




24 julio 2009

Cartón Lleno

Algo que realmente disfruto de mi familia es el total e incondicional acatamiento de mis directivas. Es reconfortante sentir que soy el temible, poderoso y absoluto emperador de mis dominios.

Así fue que cuando llegamos a nuestra actual casa, dije bien alto y claro: "en esta casa no vamos a tener animales" ( la verdadera razón es que no me gusta la competencia ). Por supuesto todo el mundo asintió docilmente, como corresponde.

Seguidamente apareció Lilly como nuevo miembro de la familia...


Y luego Sansón, el vagabundo que hace todas sus comidas y la busca de mimos en casa ....


Después fue Coco quién se incorporó a la familia...


Sin contar que de tanto en tanto Gandalf (mascota de unos amigos ) se queda a dormir algunos días en casa ...



Y está semana se agregó Sam ( Samantha )...


Sam es una Kerry Blue Terrier pura de 9 semanas que los chicos rescataron de la perrera...



Menos mal que di la instrucción bien clara !

Sino me hubiera encontrado hasta canguros dentro de casa !!


17 julio 2009

Dando a luz


Como ya había contado, hace algunas semanas adquirimos una consultora que, sacudida por pérdidas y problemas financieros, había decidido cerrar sus puertas después de más de 20 años de tener una buena posición en un nicho de mercado.

Después de un mes de negociaciones primero, y después de dos semanas intensas de revisiones de los contratos después, finalmente un viernes por la noche firmamos todos los papeles, y Patricia se convertía en la nueva dueña de la consultora. ( Las cosas han cambiado desde entonces, sin embargo. Ahora ella es directora de una compañía que es controlante de este negocio. Y yo, siendo el appointor, tengo el poder de remover y nombrar directores. Ese es mi unico rol formal en todo esto -je! )

El fin de semana consecutivo a la firma, los 2 trabajamos sin descanso para poder abrir las puertas el lunes siguiente. Yo instalando máquinas, sistemas y teléfonos; y ella revisando carpetas de clientes y las planeando los contactos inmediatos.

Ese lunes la consultora abrió, y antes de la primera hora el primer trabajo ya había ingresado.

Desde entonces el trabajo ha fluido continuamente y Patricia ha estado plenamente ocupada, demostrando sin ningún lugar a dudas, que si antes hubo problemas fue simplemente por malos manejos o falta de reacción.

Lo interesante es que lo que invertimos en la empresa fue totalmente recuperado en la primera semana de operación. ( Eso es lo que yo llamo Retorno de la Inversión). La realidad es que tomé una posición demasiado agresiva durante las negociaciones, aprovechándome de la debilidad de la contraparte. Así como clasifico a los Portugueses como los más jodidos negociadores que he encontrado en mi vida, probablemente los Australianos se encuentren en el extremo opuesto.

La parte difícil de las negociaciones fue ver a Patricia sufrir tanto. Yo ya tengo la piel de piedra para estas cosas, pero ella no está acostumbrada a participar de negociaciones duras. Se estresaba, se descomponía, no dormía. "Aflojemos, a ver si lo perdemos !!! " - me presionaba algunas veces. "No, no me hagas caso", me decía inmediatamente ... "vos sos el que sabés de esto..."


¿Por qué le dijiste eso en la reunión? ¿ No ves que se debe haber sentido re-mal ? (ella siempre preocupándose por los sentimientos de la gente ! ). "Obvio !!!" - era mi respuesta " La manipulación de los sentimientos es también parte de la estrategia de negociación"

" No se como hacés.... yo no sirvo para esto! " - repetía todo el tiempo.

Pero bueno, las largas negociaciones terminaron con un resultado muy positivo. Luego la empresa arrancó.

Y en el primer mes, mientras Patricia se ocupaba de la operación, yo estuve ocupándome un poco del futuro. Armé una estructura legal para contener un grupo de negocios, y esta consultora paso a ser el primero de esos negocios. Mientras tanto empecé a registrar los nombres de otros negocios que pueden desarrollarse apalancando la base de clientes de este primero, y a desarrollar ideas para cosas nuevas. Y toda esta la estructura legal de negocios esta protegida ahora por un fideicomiso familiar. Todo está listo para crecer

Y por primera vez estoy sintiendo en el horizonte la chance de liberarme de la permanente responsabilidad de ser el proveedor de la la familia, y poder pasarle la posta a Patricia, y ojalá, eventualmente, a una actividad autosustentable y autoadministrable.

Y me entusiasmo con la idea de poder sacarme de encima la pesada carga de trabajar en cosas que ya me aburren, con gente que no me interesa, simplemente porque es necesario.

Muchísimo tiempo ha pasado desde que con bastante dificultad comenzamos. Tiempos aquellos en los que por más que hicieramos esfuerzo, yo con 2 trabajos precarios y Patri sin poder conseguir uno, a veces no lográbamos pagar las cuentas a fin de mes.

Sin embargo, es posible que ahora estemos presenciando el nacimiento de una nueva libertad de la que nunca fuimos dueños.

Soñar no cuesta nada. Veremos que nos depara el futuro...

10 julio 2009

En Londres

Este es el último capítulo de los 8 pertenecientes a Aventuras en Europa

Llegué a Londres una noche de Martes. Antes de llegar tuve que hacer migraciones, comprar libras esterlinas y cambiar el adaptador CNJ de tensión alterna que venía usando en la comunidad europea por los NCO utilizados en Inglaterra. Después de haberme movido por Europa como si fuera un solo país, los ingleses me la hicieron un poco complicada.


Y para mi estadía en Londres cometí 2 errores en la planificación .

El primero fue subestimar que tanto más cara es la capital inglesa respecto de otras capitales europeas. Me di cuenta de eso cuando llegué al hotel.


Para las estadías había pagado por Internet hoteles de 65 a 80 euros la noche. Eso me daba acceso a hotelitos sencillos, prolijos y centralmente ubicados en las capitales europeas. Cuando vi lo que me tocó por ese dinero en Londres, me di cuenta que había cometido un error. Si bien el exterior no daba ninguna pista para sospechar de nada extraño, mi habitación estaba en un tercer piso por escalera. Luego cuando entré a mi habitación vi que el único lugar para apoyar la valija era arriba de la cama, que era lo único que habia adentro de la mini-habitación, puesta a presión. También había un minúsculo baño, que era mas incómodo que el baño de un avión. Todo de un aspecto bastante desagradable, además de que el piso parecía tener una ligera inclinacion. Pero ya estaba pago y no iba a pasar mucho tiempo despierto en la habitación, así que me quedé.



El segundo error fue no haber hecho los deberes para la llegada, como lo hice en las ciudades latinas. Supuse que la forma de orientarme para llegar desde el aeropuerto hacia el hotel iba a ser mas que obvia, pero no fue así. Cuando llegué casi a media noche al aeropuerto internacional de Luton que está a 51 km del centro de Londres, y que no tiene estación de tren incorporada, la cuestión no fue sencilla, mayormente por la hora y la ausencia de gente que pudiera informarme.


Ahí fue cuando Isabelle apareció, y viéndome perdido, intentando orientarme y encontrar mi camino a Londres, decidió rescatarme. Y durante una hora se ocupó de llevarme por buses, conexiones y trenes hasta depositarme sano y salvo en el centro de Londres.

Isabelle divide su vida entre la locución de comerciales para radio y su actividad como camarera en un pub londinense. También divide su vida, como muchos otros ingleses, según me enteré, entre vivir en Berlín y trabajar en Londres, para poder hacer una diferencia.



Caminé mucho por la ciudad y, por supuesto, tomé muchas fotografías.


En época de preparación para la navidad, por momentos me pareció estar caminando por New York. No sólo por el frio, sino por el estilo de las tiendas, las calles y la gente.

Por supuesto, no pude evitar ir a las famosas jugueterías Hamleys y comprar algo para los chicos.

La ciudad en general me presentó una faceta muy señorial.



Y realmente me sentí a gusto caminando por las calles londinenses. Debe ser porque desde que llegué a Australia he desarrollado un aprecio especial por los ingleses. Y no, no es por la razón que algun lector muy imaginativo estará pensando...

En Australia la proporción de inmigrantes ingleses es no despreciable, y durante estos años me ha tocado interactuar con muchos de ellos. Y lo remarcable es que ninguno de ellos me decepcionó, contrastando ampliamente con los australianos. Todos los ingleses que he conocido me parecieron intelectualmente rápidos, bien educados, confiables, saben de lo que hablan, con chispa, y tienen un estilo mucho más refinado que el local.

Sea como sea, equivocado o no en mi percepción de las diferentes nacionalidades, el hecho es que me puedo conectar fácilmente con un inglés (o inglesa !), y eso hizo que me sintiera mucho más a gusto en su capital.


Caminé por parques...


Pasé por la casa de las Islas Malvinas ...




Y en la tienda de un museo me encontré con una armadura sorprendente. ( Y lamento no haber tomado una foto de costado para mostrar claramente la proporción de la protuberancia ). No se si el muchacho que la usaba realmente salia a luchar con mucha pasión, o todo era para mandarse la parte y destruir moralmente al adversario.


Y pasé por el famoso Piccadilly Circus ( que tantas veces leí en mis libros de aprendizaje de Inglés sin entender de que corno estaban hablando )


De todas las capitales europeas visitadas en este viaje (Ámsterdam, Helsinki, París, Roma, Berlín y Londres), ésta es la que se llevó mi preferencia si tuviera que elegir una de ellas para vivir.

La selección de fotos estará acá: Fotos de Londres

Era viernes y hacía 3 semanas que había salido de Melbourne. Después de pasar a través de los más demandantes controles de aeropuerto que vi en mi vida ( nunca había tenido que pasar mis zapatos por una máquina especial para ellos), y de gastar las últimas libras en cualquier cosa, ya estaba listo para abordar el avión hacia Hong Kong. Desde allí tomaría luego el avión que me llevaría finalmente a casa …