29 abril 2010

El poema de ANZAC

No soy exactamente lo que se llama una persona de poesía. La única poesía que supe de memoria toda mi vida ha ido el "Piu Avanti" de Almafuerte, ya que desde siempre lo adopté como un himno personal. Después de eso, la única poesía con la que interactúo es la contenida en las coplas populares del estilo de: "Por el río Paraná venía navegando un piojo ..." o "La pampa tiene el ombú..." . Aparte de eso, mi relación y apreciación de la poesía es muy limitada y rudimentaria.

Sin embargo, hace unos días leí un poema que me impactó profundamente. Era un pequeño poema referido al día de Anzac.


El fin de semana pasado fue un fin de semana largo en Australia, con el domingo feriado que fue trasladado a el Lunes. El 25 de Abril se conmemora en Australia y Nueva Zelanda el valor de los miembros del Australian and New Zealand Army Corps (ANZAC), que pelearon en Gallipoli durante la primera guerra mundial. En aquél entonces Winston Churchill diseñó un plan según el cual las fuerzas aliadas tomarían la península de Gallipoli, para abrir el paso a la naves aliadas hacia el mar Negro. El objetivo era capturar Estambul, en ese entonces capital del Imperio Otomano, aliado de Alemania. Los ANZAC fueron asignados a ese plan. Y lo que originalmente fue diseñado como un ataque contundente y corto para sacar a los turcos de la guerra rápidamente, se convirtió en una desgastante campaña de 8 meses, con resultados catastróficos para las fuerzas aliadas, en particular para los australianos. Los aliados desembarcaron en una zona geográfica que les proporcionaba desventaja, la resistencia turca fue muy efectiva, y los resultados desastrosos. Finalmente las fuerzas aliadas fueron evacuadas de Gallipoli, con miles de bajas entre los australianos.


El poema que leí tiene solo 6 versos y una rima muy bien definida. Habla de un joven soldado australiano que en medio de la masacre y dolor que lo rodea, reflexiona y trata de entender y rescatar lo que realmente importa. Recuerda el largo proceso de entrenamiento y el contagioso entusiasmo de sus camaradas preparándose para ir a defender a su país. Y contempla las dolorosas e imborrables consecuencias de las muchas batallas, y como ese entusiasmo original ha decantado en tragedia.  No sabe si volverá con vida a su país. Sabe que probablemente no. Recuerda a su joven esposa que quedó en Australia, y lo que más desea es sólo la oportunidad de volver a ella y tener una vida normal y feliz. Entiende que las cosas más básicas, las que se dan por sentadas todos los días, como vivir en paz con la gente que se ama, constituyen todo lo que una persona puede desear. Y percibe que todo eso se entiende cuando esas cosas básicas no se tienen. Y lo más importante, para no dejar que tanto sufrimiento haya sido en vano, se promete que si regresa dedicará su vida a evitar las inservibles guerras que impiadosamente mutilan a la humanidad.


El poema dice:

All the training,
all the remainings.
I wish to see to my wife
and continue with my life.
I will grow to care
there will be no more nighmare.


No sé como darle el sentido correcto en español, menos aún como respetar la rima; pero una traducción burda puede ser:

Todo el entrenamiento,
y todo lo que ha quedado.
Deseo ver a mi esposa
y continuar con mi vida.
Creceré para velar por
que no haya más pesadillas.

Ciertamente el poema es muy simple en apariencia, pero es muy maduro y con un mensaje muy profundo. Sobretodo si se considera que el autor es un chico de 8 años.

El disparador fue la maestra cuando les contó acerca de ANZAC, y les pidió que escribieran algo para la clase. Lucas, un día del fin de semana, tomó un pedazo de papel de la pila de papel para reusar, un lapiz y luego de un rato se nos apareció a Patricia y a mi con el poema en la mano y nos los leyó. Ambos nos quedamos con la boca abierta. Lucas tiene siempre salidas muy sensibles y profundas, pero esto nos sorprendió.

Cuando a comienzo de la semana se lo mostró a la maestra, ésta inmediamente pidió que el poema se publique en el website de la escuela.


Lucas en su clase usando los "antejos para pensar"


Ya agrandado como sorete en aguarras, volviendo de la escuela en auto, el enano le dijo a Patricia: "tirame cualquier tema que te escribo un poema".

"Ok. El tema es familia" - respondió Patricia.

Y ahí fue Lucas utilizó el resto del viaje para garabatear en un pedazo de papel el comienzo de las rimas de su nuevo poema: "brother ... father, brother ... mother..."



23 abril 2010

El cuarto propio

Conversación entre Florencia y Patricia mientras volvían en auto desde la clase de gimnasia deportiva a la que concurre Flor:

F: ¡¡ No puedo creer que voy a tener mi propio cuarto !! . ¡ Yo nunca tuve uno para mi !. ¡¡ Estoy tan emocionada !! ¡¡ No puedo esperar para empezar a preparar la mudanza!!

P: Me alegro de que estés tan contenta. Tenés que considerarte muy afortunada.

F: ¿Por qué?

P: Porque no mucha gente puede acceder a algo tan simple como tener un cuarto propio. Tu papá, por ejemplo, jamás tuvo un cuarto para él, y todavía no lo tiene ja, ja !!. Y hasta los 6 años tuvo compartir con toda su familia el único cuarto de la casita que alquilaban. Además hasta esa edad tampoco tuvo una cama propia, ya que antes la tuvo que compartir con uno de sus hermanos. Yo, por poner otro ejemplo, ni siquiera pude dormir en un cuarto hasta que tuve 11 años. Hasta esa edad dormí en el comedor del departamento en que vivía, en una cama que de día se escondía adentro de un mueble.

F: ¡¡ Pobre mami !! ¿Y por qué los abuelos no compraron una casa con otro cuarto?

P: Porque no es fácil comprar o alquilar una vivienda. Ellos trabajaban todo el día y aún así no podían acceder a más de lo que teníamos.

F: ¿Y por qué no cambiaban de trabajo?

P: Por que un cambio de trabajo no siempre es posible. Y si es posible no significa que la situación mejorará. Tener un trabajo y poder comer y vivir todos los días ya significa mucho. No siempre es fácil acceder a las cosas que uno quiere o necesita aunque se trabaje mucho. Es por eso que insistimos tanto en que estudien y que estén bien preparados para cuando sean grandes. Si hacen el esfuerzo mientras crecen, y llegan a adultos estando bien preparados, seguramente la vida les será mucho más fácil.

F: Yo no quiero ser grande. Ustedes trabajan mucho y tienen que hacer demasiadas cosas. Yo soy feliz asi. ¡ Quisiera poder ser una nena siempre !
 


18 abril 2010

La clase de piano

El otro día entré a la clase de piano de Lucas y Micaela con mi cámara filmadora en mano. Y éste fue el resultado:




11 abril 2010

La casa cerca del mar




Esta semana nos compramos otra casa. Los chicos crecen y ya necesitábamos más espacio. Durante los últimos 2 meses habíamos hemos estado intentando encontrar algo satisfactorio.

Finalmente compramos una casa grande de cuatro dormitorios, con 770 metros cuadrados de terreno. Está a 200 metros de la playa y a 100 metros de la estación de tren que conecta con el centro y que moverá a los chicos a la escuela secundaria. Para esto tuvimos que alejarnos 10km mas del centro respecto de nuestra ubicación actual.

Está a unos pasos de un club de golf ( asignatura pendiente todavía ) y a distancia caminable de mi club de navegación, y de donde probablemente mi futuro velero estará guardado.

Acá están las fotos.