23 diciembre 2010

La receta

Alguien bastante sabio dijo alguna vez que:

"los pilares de la felicidad son: tener algo que hacer, tener alguien a quien amar, y tener algo por lo que esperar"

La combinación de ingredientes es asombrosamente simple. Ciertamente si tenemos donde volcar nuestra energía productiva diaria en forma positiva, tenemos alguien en quien pensar y a quién querer volver, y tenemos la capacidad de entusiasmarnos con un sueño, no se necesita nada más.

Pero si además podemos mirar hacia atrás y saber sentirnos satisfechos y en paz con lo que hemos hecho, la receta será infalible.



¡¡¡ FELICES FIESTAS !!!


19 diciembre 2010

A 6 Años



Esta semana se cumplieron 6 años de nuestra llegada a Australia.

Hace seis años me despedia de mis amigos diciendo:

Me estoy moviendo con mi familia a la ciudad de Melbourne, en Australia. Lo hacemos en calidad de residentes permanentes. El destino lo elegimos creyendo que es uno de los mejores lugares para vivir.

Este movimiento no se debe, afortunadamente, a ninguna circunstancia especifica que nos esté expulsando. Es una decisión tomada desde una realidad personal bastante afortunada, y por eso mismo confío un poco más en mi análisis de los escenarios futuros y en la objetividad de la elección.

Las razones son tan variadas como subjetivas. Pero básicamente buscamos una sociedad más justa, más segura, más pacífica, más honesta, más respetuosa. En resumidas cuentas buscamos mayor calidad de vida, y un mejor contexto para darle a nuestros hijos.

No puedo negar que también busco algo de aventura.

Creo que en este momento es la mejor decisión que podemos tomar. El tiempo dirá si se cumplen las expectativas de sociedad y de calidad de vida. Pero lo que nadie puede negar es la aventura en la que ya estoy embarcado.

Y cuando apenas pisamos este país decía:

Nos quedan por delante etapas muy complejas: sentirnos adaptados, sentirnos aceptados y sentirnos amparados.Veremos hasta donde podremos llegar. Pero parados frente a todo lo que hay que avanzar para lograrlas, hoy, parecen objetivos inalcansables. Y por momentos se siente una mezcla de miedo y angustia, al percibir que ya no podemos regresar a la última posición segura. Supongo que el transcurso del tiempo irá facilitando las cosas.

Al cumplirse el primer año decía:

Balance ???
Es muy pronto para hacerlo. Pero con la información que tengo ahora, ciertamente tomaría mucho más facilmente la misma decisión.....

Cambios ???
Contrariamente a lo que se esperaría, los mas grandes cambios fueron internos y no externos ...

Futuro ???
Quizás esta pregunta perdió la relevancia que solía tener.
De cualquier manera este ejercicio nos dejo mucho más flexibles para lidiar con lo que se presente.

Al segundo año decía:

En lo individual estoy satisfecho. La única limitación con la que debo lidiar todavía es con el hecho de no poder ser yo mismo cuando interactúo en Inglés, y conformarme con ser una versión muy parcial de mi mismo. Yo imaginaba que para esta altura estaría resuelto, pero no lo está, y parece que todavía va a faltar bastante. Pero por otro parte, todo lo demás es muy fácil, muy relajado, por lo que aún siendo minusválido en Inglés, no hay mayores problemas, porque el nivel de exigencia es bajo.

En cuanto a lo familiar, todo parece estar relativamente bien asentado, totalmente resuelto el cruce de país, y ya todos con su vida encausada en una realidad diferente, tal como pretendíamos.

El año pasado, al cumplir 5 años, decía:


En términos generales se puede decir que han sido un buen lustro. Algunos errores aquí y allá, pero mayormente aciertos. Ciertamente sigo pensando año tras año que la decisión de emigrar fue una buena decisión. Y cuantos más años pasan las bondades de esa decisión se hacen cada vez más evidentes, como era naturalmente esperable. El plan fue siemple de largo plazo.
Puedo decir sin faltar a la verdad que fue un lustro lustroso.

Y cual es mi balance a los 6 años?
 
Emigré de mi país de origen antes de encontrar un país de destino. La desilusión y la frustración oradaron mi sentido de pertenencia y me dejaron listo para "adoptar" de nuevo. Y Australia, circunstancialmente, materializó esa de necesidad de continuar en otro lugar.
 
Estoy muy contento y satisfecho con lo que hemos hecho. No sólo tuve la oportunidad de resolver un problema que se me había presentado en mi vida, sino que literalmente tuve la oportunidad de vivir una segunda vida.  El desarrollar todas las facetas de una vida familiar y profesional empezando de cero, y en donde los parametros y muchos elementos básicos son diferentes, significó realmente vivir otra vida. Y quién no disfruta de tener la oportunidad de vivir dos veces?
 
La intensidad con la que hemos vivido, y todas las cosas que hemos hecho de este lado del Pacífico seguramente hubieran sido impensables o imposibles del otro lado. Seguramente todo hubiera sido una tranquila, o no tanto, continuación de nuestra vida anterior. Es imposible vivir tanta inyección de adrenalina, tantas decisiones y tantos nuevos caminos sin cambios drásticos
 
Independientemente de evaluar la decisión de emigrar ( y ciertamente ya no es necesario ), estoy muy contento con lo vivido.
 
La pucha que fue divertido !!


12 diciembre 2010

Comienzo del cierre


Ya bien entrado Diciembre, el año empieza a cerrarse con todas las típicas manifestaciones.

El acto de fin de año de la escuela, en donde Lucas hizo de cantante rockero, y Florencia participó de un especial de "Men in Black" .




En lo deportivo casi todas las actividades están concluyendo, en donde cada uno participa en 2 o 3. 

Vale mencionar a Mica, que por segunda temporada consecutiva su equipo de tenis fue el campeón de su categoría.



Florencia, madurando mucho como team player, la sigue rompiendo en basket, y el campeonato continúa luego del receso de verano.



Lucas completó su segunda temporada de entrenamiento como marino a bordo de un "Optimist". Esta temporada se caracterizó porque navegó su velero completamente sólo, mucho más adentro que el año pasado, y ganó mucha practica con maniobras complicadas. Por ejemplo, hizo mucha recuperación de capsizing, es decir estando mar adentro hacer que el velero se de vuelta por completo, cayéndose al agua, y luego sólo recuperarlo y continuar.



En lo escolar todos terminaron con resultados satisfactorios, pero quién viene apurando mucho de abajo es Lucas. El es quién tiene el pérfil más intelectual, y sus resultados escolares siempre lo reflejan. Habiendo terminando 3er grado muestra una banda de desarrollo y rendimiento que le permitiría comenzar 5to grado y saltearse 4to. El esfuerzo excelente es típico de él, pero ya el segundo año con comportamiento excelente en clase, merece una buena celebración. 


Por supuesto es el mes de los eventos sociales, en donde no pasan un par de días sin una fiesta.


Y desde luego es el mes del empacho, ya que cada evento presenta todo tipo de tentaciones culinarias.



En fin, después de la seriedad del año, llega el momento de relajarse y festejar.





03 diciembre 2010

Un toque personal


Hace algunas semanas cambiamos uno de los autos. Muy buen momento en Australia para cambiar por un auto nuevo, ya que en varias marcas los autos nuevos se ubicaron en precio por debajo de los usados con muy poco uso. Eso se debe a la fortaleza del dolar de australiano respecto del americano entre otras cosas, y al hecho de que el mercado de usados se resistió a acomodarse.



La cuestión es que adquirimos nuestro primer SUV ( auto de pasajeros en chasis de camioneta ), lo que significa un camino sin retorno para mi. Realmente detesto tener que agacharme y enrollarme para entrar a un auto.



Pero como auto regalo la familia decidió ponerle un poco de toque personal. La primera cosa fue la patente ( registración, matrícula, placa ) personalizada. Como en muchos lugares del mundo, en Australia uno puede comprar el derecho eterno a colocar sobre su auto como matricula una combinación de letras, números y colores de su elección.


Por supuesto, hay alguna excepciones relacionadas a evitar confusiones y mensajes de mal gusto. Pero aparte de eso si la combinación esta disponible, uno puede comprar y vender ese derecho libremente. Esto días veía que una de las más cotizadas, la matrícula "A" estaba saliendo a remate con base de 110.000 dolares.

En definitiva nosotros compramos para el auto una placa en negro con letras blancas con mi apellido ( o sea el apellido de la familia ). Nunca más tendré el problema de tener que recordar el número.

Otra cosa que hicimos fue colocar stickers personalizados. Un sticker por cada miembro de la familia, donde cada uno eligió representarse de alguna manera representativa (hay varias compañías que permiten hacer el diseño y comprar a través de internet)



Y así fue que tuvimos que usar medio parabrisas trasero.



Lo que si estoy sonado. Con el apellido en la patente y semejante representación familiar en el vidrio de atrás, ahora va a ser un reto proveer asistencia a alguna señorita que esté haciendo dedo !!