23 abril 2011

Justicia Social




Es interesante ver como con los chicos creciendo, las conversaciones de sobremesa se hacen más profundas. Y cada uno desde su propia perspectiva y ponderando aquellos elementos más relevantes a su personalidad, se aproxima a las conclusiones de forma distinta.

En esas conversaciones, los adultos, usando nuestro conocimiento y experiencias, intentamos hacerlos pensar y descubrir aquellos factores que pueden no estar a la vista, y pueden disimular algo bueno como algo malo y viceversa.

Y por supuesto que en mis charlas con ellos, intento sembrar las semillas para que puedan discernir por ellos mismos, y no aceptar sin analizar tanta idea rara que anda dando vueltas por el mundo. En sus vidas se cruzaran con muchas más ideas incorrectas que correctas. Cuestionar y discernir son armas fundamentales para llegar a un buen destino, y no ser descarrilado a mitad de camino sin ni siquiera darse cuenta.

El otro día, a raíz de algo que salio en las noticias, hablamos bastante de temas de justicia, desigualdad, etc.Y con este tipo de conversaciones es inevitable pasar por el concepto de "Justicia Social" .

Ciertamente la Justicia Social es un concepto valido, y bien aplicada tiene un rol fundamental en sociedades con grandes desigualdades. Pero tiene un nombre inapropiado. La Justicia Social nada tiene que ver con el concepto de Justicia, y mal entendida y mal aplicada puede convertirse en muy seria injusticia, ademas de producir otros efectos negativos.

La Justicia Social es la búsqueda de igualdad económica, mientras que la Justicia pura es meritoria, es decir cada cual debe tener lo que se merece. La Justicia Social tiene mucho  de estrategia económica, cuando es usada para representar una visión, y tiene mucho de piedad y de solidaridad cuando es aplicada sin desarrollo genuino, En este ultimo caso la relación con la Justicia en terminos formales es casi inexistente.

Ciertamente todas las personas somos iguales y nacemos y tenemos los mismos derechos. Esto, que es absolutamente fundamental, es llamado igualdad de derechos, pero es exactamente lo contrario al "derecho a la igualdad", ya que cuando este último impera, el individuo pierde todos los derechos fundamentales, incluyendo el derecho a la libertad. Cuando la igualdad es forzada, la libertad se destruye (ver paises comunistas)

Mezclar justicia con solidaridad, mezclar igualdad de derechos con igualdad de oportunidades, mezclar desarrollo con redistribucionismo es empezar mal desde el vamos. 

Y el otro día, en una conversación al respecto, les conté a los chicos las diferentes versiones de la fabula de esopo: la cigarra y la hormiga. Y charlamos como todos los extremos son malos.



Acá van la clásica, la progresista (gracias Lucas), y la progresista poética ( del blog Relinchos de un Potro Argentino, gracias Nicolás)


VERSIÓN CLÁSICA 

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante.
Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno.
La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando.
Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.
La cigarra, tiritando, sin comida y sin cobijo, muere de frío



VERSIÓN PROGRESISTA POÉTICA

Una hormiga trabajaba,
bajo el calor veraniego,
y sin tomarse sosiego,
hojarasca acumulaba.


El calor le partía el lomo,
y la carga era pesada,
pero estaba acostumbrada,
a esforzar su cuerpo romo.


Al fin terminó el verano,
y se acercaba el invierno,
se había acabado el infierno,
pero no había sido en vano.


Cuando la invernal helada,
viniera a tocar su puerta,
una cosa iba a ser cierta...
¡la iba a encontrar abrigada!


Una noche particular,
la hormiga escuchó un sonido,
parecía más un quejido,
del triste violín de un juglar.


Cuando preguntó quién era,
con voz de musical farra,
le dijeron: "¡La cigarra...
hace frío por acá afuera!"


"¿Qué buscás por estas horas?"
- dijo la hormiga enojada -
"¡No ves qué estoy muy cansada,
de vida trabajadora!"


"El clima es fresco y tengo hambre,
y no voy a sobrevivir,
un refugio vengo a pedir,
antes que venga un calambre."


"Te la pasaste cantando,
con ese violín maldito,
mientras yo estaba bien frito."
- dijo la hormiga gritando -


La cigarra decidida,
y haciendo gran alboroto,
no quería vida de croto,
y exigió le den comida.


Se juntó con una barra,
que hacía vida callejera,
y se armó una verdadera,
banda de pobres cigarras.


Y salieron a protestar,
anunciando al bicherío,
de su humilde pobrerío,
y de su injusto malestar.


Los bichos les dieron razón,
a los vagos violinistas,
que en actitud oportunista,
les robaron el corazón.


"¡Qué la injusticia no siga,
esto en una barbaridad!
¡Poco gesto de caridad,
el egoísmo de la hormiga!"


"Hay que inventar nuevo impuesto,
y que paguen las hormigas,
que les tiren unas migas,
a los pobres como resto."


Una a una las hormigas,
cayeron en resignación,
debido a la enorme presión,
de que el problema prosiga.


Tal así que al año entrante,
y sin que ninguna gima,
se cargaron más encima,
en jornadas desgastantes.


Se esforzaban muchas horas,
y las cigarras tocaban,
¡ni en broma las ayudaban,
en la tarea agotadora!


Al final de los calores,
se venía la repartija,
no era poca baratija,
y eran muchos los valores.


Cuando vieron las cigarras,
que el morfi era gratarola,
armaron nueva batahola,
y afilaron bien las garras.


Ahora con la panza llena,
querían rancho para vivir,
y cómodamente existir,
sin pasar hambre ni pena.


“¡Les damos nuestro alimento...”
- las hormigas se quejaron -
“... las cigarras ya robaron,
parte de nuestro sustento!”


“¡Eso es discriminatorio!”
- los otros bichos dijeron,
mientras las cigarras rieron,
en apoyo aprobatorio. -


Y por un decreto social,
las hormigas humilladas,
ahora estaban obligadas,
a una función asistencial.


Gran parte de su comida,
y un lugar en hormiguero,
debían separar primero,
para el grupo de bandidas.


La comunidad bichera,
ostentaba su calidad,
ahora sí que existía igualdad,
donde lo mire cualquiera.


Y mientras seguían su marcha,
cada hormiga preguntaba,
por qué quien no trabajaba,
zafaba de la fría escarcha.


Pero era tanto el laburo,
que diariamente acusaban,
que ya casi ni pensaban,
en su presente tan duro.


No seamos tontas hormigas,
no mantengamos cigarras,
porque cualquier vivo agarra,
lo que gratis se consiga.



VERSIÓN PROGRESISTA

La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante.
Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno.
La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano riendo, bailando y jugando.
Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.

La cigarra, tiritando, sin comida y sin cobijo...organiza una rueda de prensa en la que se pregunta por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida, cuando hay otros, con menos suerte que ella, que tienen frío y hambre.
 
Un canal oficial organiza un programa en vivo en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades, y pasa extractos de vídeo de la hormiga bien calentita en su casa y con la mesa llena de comida.

Todo el mundo se sorprende de que en un país próspero como el suyo dejen sufrir a la pobre cigarra mientras hay otros que viven en la abundancia como la hormiga.


La chancha y los 20 chanchitos se manifiestan delante de la casa de la hormiga y la pintarrajean.

El relator de futbol oficial organiza un programa en el que cuestiona cómo la hormiga se ha enriquecido a espaldas de la cigarra... e insta al público a opinar en sus encuestas telefónicas y on line, a través de una mañosa pregunta donde tienen qué escoger si son partidarios de la igualdad o de la discriminación. (como la 'egoísta e insensible hormiga').

En respuesta a los sondeos de opinión, el gobierno prepara una ley sobre la paridad económica y otra - con efecto retroactivo desde el verano - contra la discriminación.

Los impuestos a la hormiga son elevados notoriamente y por si fuera poco, se le asigna una altísima multa porque no se hizo cargo de la cigarra en el invierno.

La casa de la hormiga es embargada por el impago de los altos impuestos y la multa...

La hormiga, decepcionada, empaca y termina por irse a otro país, donde su esfuerzo sea reconocido y pueda disfrutar libremente de los frutos de su trabajo... donde no se le juzgue ni se le castigue, cuando tenga éxito.

La antigua casa de la hormiga se convierte en albergue social para cigarras que irresponsablemente se reproducen, y que esperan a que alguien llegue a "donarles" los choripanes, la coca-cola, la cerveza, y los recursos para sobrevivir dignamente ellas y sus descendientes.

La TV realiza un programa especial sobre la cigarra, ahora bien gorda y lustrosa...Está a punto de terminar las últimas provisiones de la hormiga aunque la primavera queda lejana todavía.

La antigua casa de la hormiga, ahora convertida en vivienda social para cigarras, se deteriora por la falta de cuidados de ésta.

Se critica duramente al gobierno por la escasez de medios asignados a la cigarra...Los partidos proponen una comisión de investigación pluripartidista, que costará 10 millones de pesos

Entretanto la cigarra muere de una sobredosis...
Los medios de comunicación comentan que es debido a la falta de medios del gobierno a la hora de luchar contra las desigualdades sociales y la injusticia económica...

La casa termina siendo ocupada por una banda de arañas ..
El gobierno se felicita por la diversidad multicultural ...



12 Comments:

At 4/24/2011 03:33:00 a. m., Blogger Nicolás Oršanić dijo...

Siempre me gustaron las fábulas y la posibilidad de que los animales adquiriesen características y costumbres humanas, y siempre me parecieron una buena opción para contar la realidad de una manera diferente.
Respecto de "La hormiga y la cigarra (versión argentina)", la escribí a partir del amargo suceso ocurrido hace unos meses en el Parque Indoamericano, en V. Soldati. En esa oportunidad, una banda de delincuentes quiso ocupar ilegalmente el mencionado predio, desatando una ola de violencia y de variadas opiniones.
De mi parte, puedo decir que lo viví de cerca, porque frecuentemente tengo que ir a la facultad de ingeniería de la zona (U.T.N) y en esos días se respiraba un aire denso, se escuchaban disparos y hasta algunos de mis compañeros fueron agredidos... ¡No seamos tontas hormigas!

Guille, te mando un abrazo desde Argentina.

Nico, el potro argentino

 
At 4/24/2011 12:32:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Guille.. muy bueno.. pone algo para compartirlo en facebook o twitter, me gusto mucho! saludos, gaston

 
At 4/24/2011 09:24:00 p. m., Blogger Lucas Nam dijo...

Gracias por los creditos. Te mande eso porque cuando lo lei me hizo acordar mucho a a varios de tus posts... un abrazo desde Vietnam.

 
At 4/26/2011 03:23:00 p. m., Blogger César D. Zamboni dijo...

La fábula solo tiene sentido si la Cigarrra y la hormiguita nacen en condiciones similares, y si durante los primeros años de vida fueron nutridas, cuidadas y educadas en iguales condiciones.
De lo contrario el que haya tenido mas ventajas debería actuar solidariamente con el mas desfavorecido, porque nadie elije donde y como nacer. NO confundir solidaridad con caridad. Saludos

 
At 4/26/2011 03:30:00 p. m., Blogger César D. Zamboni dijo...

Dejo una reflexión del Dr. Abel Albino, una gran pediatra argentino que lucha contra la desnutrición infantil:
"nos dimos cuenta que el pobre no es vago... es triste. Pero tiene una tristeza profunda que linda con la depresión. Y nos dimos cuenta también, que el pobre no es un individuo como nosotros pero sin plata. ¡No! Es pobre en alimentación, en educación, en familia, en amigos, en entusiasmo, en sueños, en ideales, en introspección, en retrospección, en experiencia adquirida y encima... ¡no tiene plata! ¡Esa es la historia...!"

 
At 4/26/2011 09:16:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

QUE OCIOSIDAD ..SE NOTA QUE NO HAY QUE HACER EN LAS ANTIPODAS..AL MENOS FUERON A MISA ADEMAS DE COMER SOLO CHOCOLTE O BEBER Y COMEFR MCDONALDS Y OTRAS GRASAS EL EL SHOPPING
SALVE GUILLE

 
At 4/27/2011 07:56:00 p. m., Blogger Aussie Danny dijo...

Triste pero real... Un abrazo.

 
At 4/28/2011 02:59:00 a. m., Blogger YO dijo...

Guille, extraño mucho el tipo de entradas que hacias hace 1 año. Hablando de Australia, con analisis minusiosos de la sociedad de alla y ese tipo de cositas.

O me queres recordar cada vez que estoy en la maldita latinoamerica?

Hablame de alla...demasiado sufro con lo que vivo aca :S

 
At 4/28/2011 04:29:00 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Mas claro??...echale agua!!
Y opino, que por suerte, todavía hay mucha gente que no ha nacido en las mejores condiciones, y que realmente tiene deseos de superación, hace un trabajo de hormiga y no espera a que ningun gobierno le de todo servido o le regale casa, sueldo, y comida..!!!
Y que por supuesto le da mucha bronca que haya personas que se queden esperando a que le regalen todo para vivir, mientras uno que sí se esfuerza, debe pagar impuestos para mantenerlas...Eso es injusticia!!!
Muy bueno el post. Saludos.

 
At 4/30/2011 02:21:00 a. m., Blogger Canis Dementis dijo...

Estoy de acuerdo con comentarios que indican que hay gente pobre pero trabajadora.Las cigarras no son sólo ignorantes, flojas y pobres.También hay de otras clases sociales. Incluso hay cigarras con mucho dinero que buscan otras cigarras pobres y resentidas pero populares, para catapultarlas al sillón presidencial.Así se hacen de más dinero y poder sin tener que hacer esas cosas odiosas como ser eficientes, competir,cumplir las leyes y usar el cerebro.
Hay hormigas pobres que nunca saldrán de la pobreza por más que trabajen gracias a esas cigarras resentidas y ahora millonarias gracias al glorioso y rimbonbante cargo que les dieron en algún ministerio.
Las cigarras del gobierno le dan sus migajas a las hormigas pobres para tenerlas a raya, no vaya a ser que un día se les aclare el cerebro y decidan que comer cigarra en mejor que matarse trabajando para nada.

 
At 4/30/2011 02:36:00 p. m., Blogger GHERSI dijo...

Estoy de acuerdo con Canis y cesar zamboni. Al parecer la fabula brinda una versión muy simple que no refleja la realidad en su plenitud. He visto como las demas personas se aprovechan de las otras sin hacer mucho esfuerzo. Imaginate Guille que pasaría si un empresario (con una herencia) tiene unos 80,000 dolares y pone un grifo o surtidor de combustibles; y solo vive de las ganancias en razón a la demanda, especulación de precios, monopolio y ahorro por pagos de sueldos irrisorios; y muy aparte de esto, no hace mucho esfuerzo por generar un progreso social, ni cultural, etc.
Quien es la cigarra y quien es la hormiga?

 
At 5/29/2011 02:54:00 p. m., Blogger personaliza tu espacio dijo...

La mediocridad no es resultado de ninguna condición, no es el producto de la poca educación ni de la falta de oportunidades, es una elección.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home