03 septiembre 2012

SuperChina y Argentina



Hablar sobre el poderio chino es un lugar común, obviamente. Sin embargo especular sobre lo que puede venir desde China en unos cuantos años no es algo tan común.

Gente que sabe del tema explica que lo que vemos de China es solamente la etapa de construcción de un mercado de tamaño continental. Están invirtiendo cantidades monstruosas en la creación del futuro país.

Australia ha vivido una bonanza por muchisimos años vendiéndole principalmente 2 cosas a China: minerales y educación universitaria. Canadá va a seguir un camino parecido. Cuando estuve en Vancouver hace unas semanas, se llegó a un acuerdo para que Canadá comience a vender minerales a China a buen precio, y no al precio descontando que actualmente es vendido a USA.

Después de este ciclo de construcción, que en total va a tomar algunas décadas de punta a punta, vendrá la etapa de despegue. Ahi es donde se especula que Europa y USA serán sólo unas sombras comparados a China.

Yo estoy convencido de esa dirección y en particular creo que en unas décadas China será el centro económico, politico y social del mundo.

Por supuesto que aún China es un engendro. Conviven los 2 mundos: el del comunismo, miseria, represión y ausencia de libertades, y el de la riqueza, la apertura y la estrategia. Afortunadamente cada vez hay más de lo segundo y menos de lo primero. Ya hay muchas empresas que están moviendo sus plantas de China a otros paises como Indonesia, ya que los asalariados chinos ya han mejorado su valor y expectativas considerablemente. China que por años ha comprado formación universitaria del resto del mundo, este año está empezando a ofrecerla. Sus centros de investigación ya son impresionantes (tengo invitaciones y planes de ir este año si mi agenda me lo permite )

------------------------

Alexis es un amigo argentino, cordobés, que es profesor universitario e investigador en el área de economía para una universidad australiana, teniendo miles de alumnos de todo el mundo. El ha escrito varios articulos bastante conocidos comparando los caminos seguidos por Australia y Argentina. Con él suelo discutir las brutalidades económicas argentinas, y discutimos de si usar algunos de esos ejemplos argentinos en sus clases como contraejemplo de buena ciencia.

El sábado de la semana pasada, mientras cenaba en su casa, me dió algo que había me habia traído de China, cuando hace unos días fue a un congreso. Era una copia del China Daily (el principal diario chino en ingles) , en cuya sección economica se hablaba mayormente de Argentina.

El título principal en esa sección se llama Altas y Bajas de la Aventura Latinoamericana, y además de unas breves menciones a otros países sudamericanos, el suplemento se centra en Brasil y en Argentina. Las altas de la historia se refieren a Brasil, las bajas, por supuesto, a Argentina.

Hay muchas descripciones de los proyectos y las experiencias que el gigante asiatico intentó llevar adelante con los brabucones sudamericanos Ninguna terminó muy bien. Y lo dicen muy claramente, aunque con el respetuoso estilo chino.

Describen el acuerdo logrado con el gobierno para abrir una planta de fertilizantes en la Patagonia, ya que Argentina no es autosuficiente en ese área. Comentan que firmaron todo, hubo anuncios con bombos y platillos, y cuando ellos llegaron con los barcos cargados de maquinarias y equipamiento para construir la planta, no pudieron pasar la Aduana. Este diario intentó comunicarse con el gobierno para recibir comentarios o explicaciones del gobierno argentino respecto de este papelón, y nunca fueron atendidos (jaja,para que los chinos se quejen...). El personal de avanzada que habían instalado ahí dice que lo único que ha avanzado en 2 años es el diametro de sus panzas.




También se comenta de la reunion de la Reina Argentina y el premier Chino, y del entendimiento para inversiones y comercio que podía alcanzar 20.000 millones en algunos años. Todos felices con ese acuerdo, pero cuando intentaron comenzar a ejecutarlo, Argentina empezó a imponer condiciones, como las de utilizar personal o insumos argentinos en algunos projectos. Los chinos dicen: si tenemos que usar insumos y gentes argentinas, que son tan improductivas en algunos casos, los projectos son inviables.

Por el final, también habla un chino al que lo mandaron a Tierra del Fuego. La idea era montar una planta en la zona de beneficios impositivos. El chino se quejaba un poco de la poca variedad de alimentos, nada que le gustara demasiado. Se hacia traer de Buenos Aires con quien viajara comestibles más aceptables para sus costumbres. También describía los piquetes que les complicaba la vida. Y además sufrió de las consecuencias del paro de camioneros de combustible. Todos los de la empresa tenian que andar en el mismo auto, ya que no tenían nafta. Toda una descripción en la que vomitaba complicaciones para todo.

Finalmente, para cerrar con un toque más optimista, el editorial decía que sudamerica siempre ha tenido ciclos, con aperturas y cierres, con altas y bajas, y que no dudan que esto pasará nuevamente, con Argentina en algún momemto abriéndose nuevamente a los negocios.

Suerte muchachos, con el cambio de ciclo! Veremos si el ciclo cambia, o si ya el peso específico de la masa embrutecida hace que eso sea a partir de ahora sólo una espiral descendente.









5 Comments:

At 9/03/2012 08:21:00 p. m., Blogger cuestiondequeso dijo...

con todo respeto y no es por nacionalismo, no te fíes de los negocios chinos de China!!! aprovechan el bolsillo para destruirte, te ponen bien gordito y luego te dan con un palo!!! cuando te dicen que te ayudan en realidad te están haciendo la guerra! y si decis algo al respecto se cierran en bloque gritando que decis eso porque ellos son chinos!

 
At 9/04/2012 02:31:00 a. m., Blogger Lord Degarius dijo...

A quien le interese le dejo el link del artículo completo del que habla Guille:

http://www.chinadaily.com.cn/cndy/2012-07/24/content_15610474.htm

 
At 9/05/2012 07:43:00 a. m., Blogger Canis Dementis dijo...

China: es posible que trastabille y ese tropezón afecte seriamente el resto de las economías del mundo, además de las de 1300 millones de chinos que muchas veces se hacen la vista gorda con el partido comunista, siempre que haya empleo y generación de riqueza . Con respecto a China vale la pena leer http://moisesnaim.com/writings/forget-greece-keep-your-eye-china. Recomiendo que lean a Moises Naim en su web. Siempre tiene una opinión muy equilibrada. No me cuadra que un país pueda mantener el paso de China sin que llegue un momento en que su pueblo y sus propios dirigentes le tengan que dar un vuelco a la mentalidad absolutista del gobierno. Y eso no va a ocurrir con el beneplácito de muchos “mandarines rojos” que verán sus cuotas de poder mermadas . Aunque como siempre en los casos de gobiernos izquierdosos, la reacción de la cúpula dirigente será: si el pueblo reclama en países capitalistas es porque está siendo explotado, pero si reclama en países comunistas es porque está desorientado o guiado por horribles fuerzas capitalistas imperialistas que desean someterlos a (poner aquí lo más horrible que se les ocurra).
Lationamérica: hay que diferenciar entre los que siguen el rumbo de Colombia, Chile o Brasil y los que van por la ruta argentina o venezolana. En el caso venezolano veo a muchos que vitorearon la chavetización (confiscar una empresa para exprimirla hasta arruinarla con la excusa del bien común) de la empresa donde trabajaban. Ahora piden mejores sueldos, que les reconozcan los pasivos laborales y se quejan de que la empresa no produce lo que antes. Estoy seguro que en un nuevo gobierno esos mismos tipos van a sabotear cualquier intento serio de reflotar la empresa, porque no les entra en la cabezota que nadie en su sano juicio va a invertir en una empresa a merced de… precisamente ellos. Siempre proponen como solución que el gobierno les suelte un carro de dinero para “reflotar” la empresa. Dinero que se pierde en contratos extraños o pagando mejoras salariales a gente que no ha producido nada. Decirles que no hay otra solución más que privatizar la empresa, o en algunos casos, rematarla como chatarra, no les resulta aceptable y son capaces de incendiar la ciudad si no les cumplen lo que exigen (porque nunca negocian, exigen como si el universo les debiera algo). Va a llegar un momento en que alguien les dirá, porque no le queda otro remedio, no porque tenga especial valentía: “o se calan la privatización o dedíquense a otra cosa, porque no hay dinero para reflotar lo que ayudaron a destruir, ni aunque chillen, se arrastren o demuelan la ciudad en una pataleta”.

 
At 9/06/2012 08:20:00 p. m., Blogger cuestiondequeso dijo...

bueno, aca el mejor ejemplo es naranpol, pero esa la destruyo camioneros, ahora estan los 800 estupidos sin laburo

 
At 9/06/2012 11:52:00 p. m., Blogger Canis Dementis dijo...

Hay un choque cultural fuerte entre chinos y latinoamericanos. Las experiencias que he oído de conocidos que han trabajado con ellos, y estos conocidos no son flojos ni ineptos, se resumen en:
1.Sexistas al máximo. Una ingeniero muy brillante y competente tuvo problemas en un proyecto de envergadura solo porque los chinos no entendían que una mujer pudiera ser tan buena o mejor profesional que ellos.

2. Su forma de trabajo choca con la del latinoamericano. Y repito, no estoy hablando de ineptos, sino de profesionales latinoamericanos respetados en cualquier parte. Me indican que hay que armarse de una paciencia enorme para no darles un puñetazo por la forma intransigente o segregacionista en que se comportan.
Obviamente tendrán sus méritos, como su gran capacidad de trabajo, pero la opinión general es que para trabajar con ellos hace falta mucha paciencia. A veces demasiada.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home