28 noviembre 2015

Pequeña diferencia para un gran cambio


Me ha tocado, o mejor dicho decidí, la gran fortuna de perderme 11 de los 13 años de Kirchnerismo. Sólo he podido observar esa gran catástrofe desde mucha distancia. Siempre fue incomprensible para mí ese daño auto infligido y totalmente evitable. Qué diferente sería Argentina si López Murphy, sólo 5% detrás de Kirchner allá en el 2013, hubiera hecho un poco más de fuerza. Qué diferente hubiera sido todo si los votantes de Argentina hubieran podido ver más allá del pan y el circo en las siguientes elecciones. Pero bueno, es lo que es y es lo que hay.

Las cosas no han cambiado mucho pero han cambiado dramáticamente. Más o menos la mitad del país continúa proveyendo apoyo a la secta K (no creo que merezca el calificativo de partido), y no es diferente a las últimas elecciones donde también más o menos la mitad votó a favor. La proporciones no han cambiado mucho, pero esa pequeña diferencia que le dió a Macri la victoria significa un mundo de diferencia.

Y primero cabe aclarar, que como siempre lo he dicho, la disyuntiva en el país nunca fue política. No es que se tenía que elegir entre dos líneas de pensamiento político con dos planes estratégicos distintos. La cuestión siempre fue si se iba a dejar manejar y vaciar el país a un grupo de mafiosos ignorantes, que usando la tosquedad de la gente, su poca dignidad y su fácilmente excitables ideologías políticas, mantenían el poder con todas las sucias trampas disponibles. La excesiva cultura futbolera argentina hizo a la población presa fácil de arenga para la tribuna, sin ninguna sustancia.

Qué inmensa alegría ver que ese cáncer se dejó detrás. Es claro que no mucha gente, por no poder verlo desde una perspectiva exterior, entiende la magnitud del daño que se ha hecho. La destrucción de activos tangibles e intangibles, capacidades y reputación ha sido descomunal. Argentina requerirá de muchos años, seguramente muchos más de los que me quedan, de gestión seria y políticas sensibles para poder dejar de ser alguna vez  una republiqueta del tercer mundo. Pero más allá de lo que depare el futuro, es difícil imaginar que algo puede ser peor de lo que pasó.

Desde el exterior, esa pequeña diferencia de un poquito de porcentaje pasando de una mitad hacia la otra, significa un mundo de diferencia. En estos últimos años, cuando interrogado, siempre me he presentado como sudamericano intentando evitar la referencia a Argentina, ya que me provocaba vergüenza. Afuera del país es bien sabido que Argentina es una seudo-democracia con gobernantes con aires de dictadores, con muy poca erudición y con modales groseros, sin capacidad de gestión, con ideas retrogradas y totalmente dedicados a violar las reservas financieras del estado. Es bien sabido que esa gente se mantuvo en el gobierno con inmenso apoyo popular. La inferencia siguiente es que el argentino promedio, entonces, es un opa, un aturdido idiota. Nunca quise ser considerado parte de ese grupo. Sin embargo, este cambio de gobierno, con intensiones al menos de gestionar y aplicar conocimiento, y de mantener una posición decente en el mundo, refresca la visión. Si se entiende que ese gobierno está ahí con inmenso apoyo popular, de repente, sin mucho cambio en las proporciones, el argentino promedio pasa a ser una persona normal. Y ciertamente quisiera estar orgulloso de estar unido a la percepción de mi país de origen. La esperanza existe.


Mis mayores deseos de fortuna y sabiduría en estos muchos años de esfuerzo que seguirán de este cambio de gobierno. Ojalá que la justicia exista y que las cárceles reciban permanentemente a muchos miembros de esta secta K. Ojalá que desaparezca el kirhchnerismo, los peronismos, los feudalismos, los izquierdismos retrogrados y los populismos.Y ojalá que a esa mitad del país que hay que esconder hasta que las generaciones se renueven, esperemos que en la dirección correcta, nunca le toque influenciar decisiones que afecten a mucho más que ellos mismos.


8 Comments:

At 11/29/2015 08:38:00 a. m., Blogger Pamela Vago dijo...

Que asi sea!

 
At 12/01/2015 07:19:00 a. m., Blogger Gaston dijo...

gracias por escribir querido guille, es lindo recibir un post tuyo cada tanto. abrazo

 
At 12/02/2015 08:35:00 a. m., Blogger Marina dijo...

Estimado Guillermo.
Nosotros desde aca tambien hemos aplaudido este cambio, cualquier ciudadano de bien no puede apoyar esta década tan pero tan perdida.
Espero de corazon por todos podamos sostener con libertad esta Republica que reafirmamos el 22 de noviembre.
Salidos. Marina

 
At 12/02/2015 12:19:00 p. m., Blogger GV dijo...

Guille,
Me imagine que algo ibas a escribir. Yo tuve una sensacion similar, una mezcla de entusiasmo y lastima. Porque yo me fui hace un poco mas de 4 anios para Canada con ganas de mejorar. Mejore mucho, nos compramos casa, estudie, laburamos bien y estamos tranquilos. Y eso es bueno, pero me muestra el contraste de lo que fueron mis 4 anios antes de venirme, todo para atras. Estoy escuchando la tele argentina y Leuco dice que Kristina decreto un aumento de 12mil millones de dolares de rojo en el presupuesto. El cinismo es recalcitrante, que locura.
Bueno, en 2 semanas vamos a Baires a pasar 15 dias despues de dos anios de no ir a visitar... lo viviremos en vivo.
Abrazo desde el nor-oeste del mundo.

German

 
At 12/02/2015 12:53:00 p. m., Blogger Salustiano dijo...

Que decís? la gente que entra es igual o peor que los que salen, se va (por suerte) un vice presidente impresentable y procesado por chorear y entra un presidente procesado por montar una red mafiosa que escuchaba gente, competidores comerciales de su padre y a víctimas de atentados. El juez que lo procesó a el (y acusó a los k) terminó "suicidado"(Nisman)..., te crees la película que esto cambia algo?, el ministro de economía que entra esta envuelto en causas por lavado de dinero? y no sigo porque la lista es larga... Que es lo que te convence de esa gente?, que en lugar de matones del conurbano son cajetillas de recoleta?. La alharaca que hacen estos es igual que la que hacían los K, un poco mas refinado nada mas, en vez de choris tenés globitos de colores. En fin.., asi estamos. Slds

 
At 12/04/2015 02:10:00 a. m., Blogger Canis Dementis dijo...

Por desgracia la gente como los K y su partido ya dan muestras de su estrategia: "perdí pero ahora te voy a estorbar". Los imagino en el congreso y cualquier otro ámbito donde les quede poder, poniendo trabas a cualquier cosa que se proponga. No importa si lo propuesto es útil, necesario o lógico. Si lo propuso Macri su respuesta será NO.
Espero que Macri y su equipo estén bien conscientes de ello y no se comporten como aficionados. Están tratando con delincuentes que se metieron a políticos, y que se han mezclado y dado abrazos con lo peor del mundo (chavistas, mullahs iraníes, correa, castro, etc).

 
At 12/05/2015 02:28:00 a. m., Blogger Johann Blazer dijo...

No podes tener tanta razón Guillermo. La verdad hoy, siendo las 11:50am hora argentina, creo que voy a leer mucho tus post. Hace unos meses he decidido con mi novia irnos para "straya". Las cosas que se viven en el país a nivel social son muy marcadas y aunque odio hablar de política (ya que acá si te encontrás con alguien un poquito diferente a vos te etiquetan) puedo dar como firma, que es la mejor decisión que has tomado en tu vida.
La verdad que fue duro iniciar todo este proceso de querer irme. Comunicarle a mi familia, dar el definitivo "me voy", y pensar en dejar atrás el trabajo de años (soy kinesiólogo).
Acá la gente, está mutando su pensamiento. Hemos pasado de ser solidarios y laburantes, a tener un gran porcentaje que quiere un beneficio de "arriba". Y eso no me preocupa, realmente, lo que me preocupa es que podemos tener nuestros sueños, económicamente estar bien, tener nuestro emprendimiento, y de un momento a otro, viene un inadaptado y se lleva todo (y suerte si vivís para contarlo).
Con esto no quiero decir que la situación argentina no me preocupe, si...me preocupa. Pero es agotador tener que estar encerrado o en estado de alerta. Es por eso que voy a emprender mi camino, ojala lo logre, por supuesto que lo voy a lograr, y cuento con tu información (más lo que lea en este fin de semana) para poder dar pie con la información de un argentino que sabe como son las cosas por aca.
Me alegra mucho haber encontrado este blog, ¡y mirá que he buscado!.
Un abrazo y mucha suerte para vos y tu flia. Hasta luego.

 
At 12/05/2015 03:45:00 a. m., Blogger Pablo Brizuela dijo...

Hola soy Ingeniero en Informática y un amateour lector de historia y economía..me saque una visa y voy a ir a vivir a Australia con mi mujer y pequeño baby..llego en Enero :)...no vote a ninguno de los 2.
Mi crítica a nuestro querido país generalmente tiene raíz en la cultura más que en los gobiernos de turno..no comparto el optimismo del cambio porque las raíces sobre las que se prende cambiar las cosas siguen siendo las mismas...el valor que se le da a la educación (y su calidad) desde lo cultural debe dejar de empeorar y empezar a mejorar para que haya posibilidades reales de cambio.
Se tiene que creer que estudiar y trabajar es algo bueno que ayuda a uno mismo y a los demás para poder hacerlo, si se piensa que es una estupidez perder el tiempo estudiando y que trabajar es para los giles es muy difícil encontrar consensos.

Saludos,
Pablo

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home